10 años en prisión

Le dieron 10 años de cárcel a yihadista alemana por permitir que una niña yazidí muriera de sed 

Jennifer W. es una mujer alemana de 30 años que perteneció al Estado Islámico. Pero sus años en ISIS quedaron atrás porque recibió una condena de 10 años de prisión; no precisamente por ser yihadista, sino porque junto con su marido, esclavizaron a una niña yazidí de cinco años y a su madre en Irak. Además de secuestrarlas, la pareja permitió que la niña, parte de una minoría perseguida, muriera de sed al amarrarla en el patio bajo un sol de 45 grados. Jennifer fue arrestada en 2018 en Alemania y su esposo Taha Al J. está siendo procesado en un tribunal de Frankfurt. Según lo que se demostró en el juicio, la mujer y su marido compraron a la menor y a su madre para convertirlas en esclavas domésticas en su casa al oeste de Bagdad. Jennifer, a pesar de haber tenido la posibilidad de ayudar a la niña, no hizo nada y en su lugar la amenazó con dispararle si no dejaba de llorar. 

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario