“Ya paren todo, ya me entregué, no quiero más desmadre”


Lo que dijo Ovidio Guzmán, el hijo de El Chapo, cuando fue detenido en México el 17 de octubre.

Por si no te acuerdas, en la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa, el gobierno mexicano detuvo y luego liberó a uno de los líderes del cartel de Sinaloa e hijo del famoso narcotraficante. Su captura provocó balaceras y bloqueos en la ciudad y para no comprometer la seguridad de la población, las autoridades acabaron liberando a Ovidio. Cómo el gobierno quedó tan mal parado, ayer decidió ser de lo más transparente y publicó minuto a minuto qué fue lo que pasó en el operativo de ese día. Una de las más grandes revelaciones fue que publicaron el video de la captura de Ovidio, donde se le ve hablando por teléfono y pidiéndole a sus colegas que paren los ataques contra las fuerzas armadas. ¿Lo más grave? Que los tres equipos encargados de la operación se enfrentaron con sicarios, que nueve soldados y dos oficiales fueron secuestrados por los narcotraficantes para ser utilizados como moneda de cambio y que el cartel intentó sobornar con tres millones de dólares a uno de los comandantes responsables del operativo.

 

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password