Global África | Cruz Roja | ONU

Las olas de calor podrían hacer inhabitables regiones de Asia y África

Para el año 2100, las olas de calor podrían hacer que partes de Asia y África sean inhabitables para 600 millones de personas, según la ONU y la Cruz Roja.

Te tenemos malas noticias…

Atrás quedaron los días donde el término "cambio climático" era considerado como un nuevo concepto; ahora, el impacto que tiene esta crisis en la salud pública está en continua revisión. Resulta que este lunes 10 de octubre, funcionarios de la ONU y la Cruz Roja publicaron un informe donde señalaron que, al paso que vamos, para el año 2100 las olas de calor extremo provocarán que ciertas regiones ubicadas al sur de Asia, el Medio Oriente y el norte de África se conviertan en zonas inhabitables. A esta tenebrosa realidad es a la que la humanidad se está enfrentando si continuamos haciendo pocos esfuerzos para frenar las emisiones de carbono.

¡¿Kháaaa?!

Eso quiere decir que 600 millones de personas en países como India, Indonesia, Sudán y Kuwait, se verían seriamente afectadas. Y es que, desde ahora muchas de esas regiones ya están experimentando eventos de calor cada vez más insoportables y frecuentes. Este año, India y Pakistán sufrieron una racha abrasadora que comenzó en marzo; momentos después de que el termómetro alcanzara los 47º C, las autoridades de estos países se vieron obligadas a acortar el calendario escolar y reducir el rendimiento de las cosechas. Mientras que el año pasado, algunas zonas del Medio Oriente superaron los 51º C durante una ola de calor.

No es una cuestión de Karma...

Otro capítulo que compone este informe —publicado un mes antes de que se lleve a cabo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) en Egipto— también señala que los países menos responsables por acentuar el cambio climático se verán más afectados que las naciones más ricas, que son las que emiten más gases de efecto invernadero. Y qué mejor manera para ejemplificar esto que mencionar lo que ocurrió hace unos meses en Pakistán, un país que, a pesar de que ha contribuido con menos del 1% de las emisiones globales durante décadas, sufrió inundaciones catastróficas este año, que los meteorólogos atribuyeron al cambio climático.

¿En qué acabó la cosa?

El informe concluye con la siguiente declaración: “Seamos claros: este no es un problema que las organizaciones humanitarias puedan resolver solas. La prioridad urgente debe ser inversiones grandes y sostenidas que mitiguen el cambio climático y apoyen la adaptación a largo plazo para las personas más vulnerables”. Y agrega: “Sin esas inversiones, estamos destinados a un futuro de desastres por calor cada vez más grandes y mortales”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario