Política | Airbnb | CDMX | Casa de la Covadonga

Un edificio rescatado para promover la vivienda social ahora ofrece depas en Airbnb

La Casa Covadonga pasó de ser un patrimonio de vivienda social a una de las opciones predilectas de hogar de los nómadas digitales.

Si los edificios pudieran hablar…

No cabe duda que la Casa de la Covadonga tendría cosas interesantísimas que decirnos. ¿Pooor? Según Animal Político, se trata de un edificio del siglo XVIII —ubicado en Belisario Domínguez 44, en el Centro Histórico— que desde 2003 fue adoptado y rehabilitado por el Gobierno de la Ciudad de México; era un inmueble con 30 departamentos y seis locales comerciales —alguno inhabitados desde el sismo de 1985— donde vivían decenas de familias mexicanas a las que se les dieron créditos para poder comprarlos.

El caso es que, todo iba muy bonito hasta que hace cinco años, cuando la plataforma de Airbnb se instaló en México y lo que en un principio había sido un proyecto de recuperación de inmuebles de valor patrimonial para la vivienda social, terminó convirtiéndose en una de las opciones predilectas para los nómadas digitales.

¿Cuántos más, Airbnb?

A quien le duele esta situación es a Alejandro Suárez Pareyón, el arquitecto que estuvo a cargo de la rehabilitación del edificio. En una entrevista para Animal Político, comentó que en ningún momento el “había pensado que este proyecto que respondía a mantener la población residente en el Centro Histórico se convirtiera en oferta para personas que llegaran a turistear”. Esto, para él “elimina la posibilidad de conservarlo como un espacio de calidad para quienes no tienen niveles de ingreso para costear esas rentas”.

Un pasito pa’trás

Ni creas que las autoridades mexicanas tomaron al azar la decisión de rehabilitar este edificio. Pues, en realidad, numerosos expertos estuvieron involucrados, ya fuera de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), el Instituto de Vivienda del entonces Distrito Federal, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la representación de Andalucía y en conjunto acordaron que este inmueble contaba con un valor patrimonial tan importante que merecía un makeover; esto para ofrecerlo a los residentes de la zona y mejorar sus condiciones de vivienda.

Vivir en el centro de la CDMX está de moda

O al menos eso es lo que opinó Suárez Pareyón, quien agregó que esta tendencia "ha llevado a que su población empiece a ser de un nivel de ingreso mucho más alto”, lo cual puede resultar complicado, pues “hasta hace unas décadas, el Centro Histórico tenía como característica que buena parte de su población trabajaba en la misma zona”. Sin embargo, ahora se ha convertido en una ciudad en la que, si bien atrae a muchísimas personas durante el día, en la noche existen varias calles y zonas que parecen pueblos fantasmas.

Ante este problema, el arqui concluyó que la única manera en la que se puede solucionar es atendiendo este fenómeno “a la par de la expulsión de vecinos”. Sin embargo, ni la Seduvi, el INAH o la alcaldía Cuauhtémoc se han pronunciado al respecto. *Sniff*

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario