Entretenimiento y Cultura | Andrea Perea | tatuaje | CDMX

Andrea Perea, la artista mexicana que tatúa con amor

Tuvimos la oportunidad de platicar con Andrea Perea, una tatuadora mexicana que está conquistando las redes con su estilo.

A lo largo de su historia, la Ciudad de México ha sido el nido e incubadora de grandes artistas emergentes. Este es el caso de Andrea Perea, una joven y talentosa artista que se está abriendo camino en el competitivo campo del tatuaje.

En Telokwento tuvimos la oportunidad de platicar con ella para que nos contará sobre su experiencia, estilo artístico y los retos que ha enfrentado en su carrera. Así que échale un ojo a nuestra conversación.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCm5VynNji0f%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAMUlpqbE3qpf6JSyaFltBBqjDZACJThAdceMtSa5MeVJlQDef1DdM9IzDfy3G0YwRj9TcH5oTTpuBeU8zcpehsRJZADKylj62Uxt80mW6rtcktJXKOVesUhOKp8cEaWprasiLdZBlG6OYuF2qPk1rlf8zXUQxSKkCyW5JxID8Jj6muMbgoZD
View this post on Instagram

A post shared by Andrea Perea (@andreeconejo)

Platícanos, ¿cómo iniciaste en el tatuaje?

Yo siempre pinté y siempre dibujé. Desde chiquita me ha gustado el arte, las artes plásticas. Entonces cuando entré a la prepa, mi papá me dijo que buscara una prepa de Bellas Artes y ahí fue donde tuve mi primer acercamiento a las Artes Plásticas.

Cuando entré a la universidad decidí inscribirme en Diseño porque era lo más cercano o lo más similar al arte pero donde había, entre comillas, más campo laboral. Empezando la carrera me di cuenta que no era lo que quería. Entonces mi novio me sugirió empezar a tatuar y desde ahí se me plantó una semilla. Desde ese momento decidí aprender pero no tenía a nadie que me pudiera orientar.

De hecho, en mi familia no había nadie tatuado, yo era la única que tenía tatuajes en ese punto, como que fue casi una tragedia familiar. Así que entré a internet, comencé a buscar información y me apareció el anuncio de un curso de tatuaje con cinco clases que te enseñaba lo básico. Al quinto día del curso, me dan mi diploma y me dicen: “¡Felicidades! Ya eres una tatuadora”. Con eso empecé a tatuar a mis amigos, pero aún me falta mucho por aprender.

¿Luego fuiste con un mentor o a algún estudio?

Sí, pero fue complicado porque los artistas eran muy envidiosos con su trabajo. Como les costó tanto trabajo aprenderlo no quieren compartirlo. Por suerte, creo que ahora eso ya está cambiando y estamos formando una comunidad muy padre.

Bueno, entonces cuando decido entrar de lleno a aprender, salgo de la universidad y armó un currículum y un book con los tatuajes que había hecho y varias de mis ilustraciones. Empecé a enviarlos a diferentes estudios que me gustaban y que seguía en Instagram, hasta que me aceptaron en uno medio famoso en redes. Eso me ayudó mucho a darme a conocer y a que la gente empezara a ver mi trabajo.

Los primeros tres meses no hice mucho, o sea, nada más estuve dibujando. Además, como que es algo muy libre porque, cuando aceptas a alguien de aprendiz, tú eres quien decide las tareas que le pones. Por lo que se presta mucho a que ninguneen a los aprendices. La verdad, en el año y medio que estuve ahí, sí tuve dos que tres experiencias que no me latieron, pero todos me decían que así era el trabajo. Aún así, siempre sentí en mi corazón que no debía ser así.

Ahora estoy en Nomad Studio y ya voy a cumplir cinco años tatuando. Me encanta y no me aburre porque siento que es algo que se va transformando y creciendo muy rápido. Gracias a los avances tecnológicos tienes que estarte actualizando, además de que cada piel y cada zona del cuerpo es distinta por lo que todo el tiempo estás aprendiendo algo nuevo.

Ahora que eres una artista consolidada, ¿cómo llegaste a definir tu estilo personal?

Estudiar artes plásticas me ayudó bastante. Depende del diseño pero cuando me piden trabajos complicados o muy detallados, ahí es cuando entran todas las herramientas que aprendí en la escuela. Además, me ayudó ser súper constante. Literal que yo comía, pensaba y soñaba tatuajes. En cuanto al estilo, siento que es algo complicado porque creo que es más como haces tú las cosas, o sea, nadie puede imitar tu trabajo. También podría decirse que el estilo es tu marca y, por ejemplo, a mí me gustan los tatuajes pequeños y con mucho detalle.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCfpo935jjua%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAMUlpqbE3qpf6JSyaFltBBqjDZACJThAdceMtSa5MeVJlQDef1DdM9IzDfy3G0YwRj9TcH5oTTpuBeU8zcpehsRJZADKylj62Uxt80mW6rtcktJXKOVesUhOKp8cEaWprasiLdZBlG6OYuF2qPk1rlf8zXUQxSKkCyW5JxID8Jj6muMbgoZD
View this post on Instagram

A post shared by Andrea Perea (@andreeconejo)

Ya nos contaste un poco sobre tu experiencia, pero ahora que ya tienes cinco años trabajando en esto, ¿cuáles dirías que han sido los retos que has enfrentado en la industria como mujer?

Es una industria súper machista, pero cada vez somos más tatuadoras. De hecho, apenas hace tres meses acepté a un aprendiz y además llegó otra chica que tatúa. Pero sí, es mayormente dominada por hombres. Al inicio sí lo viví muchísimo. Por ejemplo, una vez vino una pareja a tatuarse conmigo pero cuando el chavo vio que era mujer no quiso tatuarse.

¿Cómo es tu relación como tatuadora y los clientes?

Esa es una de las partes que más me enamoraron del tatuaje. Obviamente, dibujar diario, pero también que puedes tener un acercamiento muy chingón con la persona que estás tatuando. Si lo piensas, esa persona, sin conocerte, te está confiando algo muy importante solo porque vio tu trabajo. Para mí eso es muy valioso y lo atesoro mucho, así que intento dar lo mejor de mí. Es por eso que a mí me gusta que, además de que se lleven un tatuaje que les guste y sus expectativas, tengan una experiencia muy linda.

Ya que estamos hablando de eso, cuando tú estás haciendo el diseño de un cliente, ¿qué tan importante es tu libertad artística dentro del proceso?

Para mí es súper importante. Pasa mucho que como esto es todavía algo muy nuevo, y la gente desconoce cómo funciona el tatuaje en nuestra piel, piensan que es una impresión. Pero los tatuajes con los años se van, incluso de un mes al siguiente se verán distintos porque pasan por un proceso de cicatrización. Es importante recordar que al final están plasmados en la piel y la piel cambia. Es por eso que creo que es muy importante siempre aclararles eso.

Cuando llegan con un diseño en mente, lo podemos trabajar en función de lo que quieren y yo darles recomendaciones. Hay que tener en cuenta que hay una línea muy delgada entre la libertad creativa y lo que quiere el cliente, porque tienes que ir acorde a lo que te está pidiendo. Además, creo que debe de existir una conexión entre el tatuador y el cliente para que estemos en sintonía y el resultado sea muy bueno. Justo por lo anterior, cuando abro agenda, paso por un proceso de selección para elegir los proyectos que creo pueden funcionar mejor.

¿Cuáles son los retos que vienen para ti en el futuro? ¿Hacia dónde quieres llevar tu carrera?

Me gustaría comenzar a viajar. Este año salí a tatuar a otro país por primera vez y me encantó. Creo que es una de las ventajas de este trabajo, que literal puedes tatuar en cualquier parte del mundo y así conocer y viajar.

Así que me gustaría comenzar a conocer artistas de otras partes del mundo y otros estudios para aprender de ellos y empaparme de estas experiencias. Eso me gustaría. Viajar, tatuar y seguir aprendiendo. Sí.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FClPx8MSD_e-%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link%C2%A0&access_token=EAAGZAH4sEtVABAMUlpqbE3qpf6JSyaFltBBqjDZACJThAdceMtSa5MeVJlQDef1DdM9IzDfy3G0YwRj9TcH5oTTpuBeU8zcpehsRJZADKylj62Uxt80mW6rtcktJXKOVesUhOKp8cEaWprasiLdZBlG6OYuF2qPk1rlf8zXUQxSKkCyW5JxID8Jj6muMbgoZD
View this post on Instagram

A post shared by Andrea Perea (@andreeconejo)

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario