Apague y vámonos


Mientras se adelantaba una moción de censura en su contra, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, decidió presentar ayer su renuncia.

Breve recap?

Todo empezó en septiembre de este año cuando el Ejército llevó a cabo una operación contra disidencias de las FARC. Resulta que en ese momento el gobierno anunció que tras una operación exitosa a un campamento guerrillero, alias Gildardo Cucho y 13 militantes más fueron dados de baja.

¿El problema? 

Que después de un tiempo se vino a saber que entre los fallecidos había niños, incluida una menor de 12 años y un adolescente de 15. Apenas se supo esto obviaaamente la opinión pública salió enfurecida a reclamarle al ministro Botero, no solamente por lo que ocurrió sino por el hecho de que lo hubiera ocultado.

Entonces…

El Congreso de la República decidió iniciar una segunda moción de censura contra Botero (acuérdate que en junio ya le habían hecho una por las acusaciones del New York Times) y aunque éste se defendió como pudo, argumentando que no se sabía que había menores en el campamento, no convenció de a mucho. Por eso, antes de la votación del jueves donde seguramente le iban a decir “mucho gusto y hasta luego”, presentó su renuncia.

¿Y Duque qué dijo?

Después de aceptar su renuncia, el presidente dijo que “nuestro compromiso es continuar velando por la seguridad de los colombianos y combatir cualquier actividad criminal” y le agradeció a Botero por su “compromiso, sacrificio y liderazgo en el sector”. Aunque no es lo peor que le ha pasado, sí es otro pequeño golpe para el presidente, después de la renuncia de su ministra de Justicia en mayo pasado.

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password