ARRANCA EL VETO

LA HISTORIA

Recordemos que la Corte Suprema dio el ‘sí’ desde el lunes y anoche, a las 8 pm hora Washington, entró en vigencia esta medida que pretende reforzar la seguridad nacional. Este segundo veto, porque recordemos que el primero fue rechazado y tuvo que ser reformado, suspende el programa de refugiados durante 120 días y deja sin visa a los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen, durante 90 días. ¿Quién se salva? Las personas con visas aprobadas anteriormente o con residencia permanente, que podrán seguir entrando al país.

DE BUENA FE

Además, la Corte puso un límite importante al veto estableciendo que los extranjeros de esos países que tienen un vínculo de trabajo, de estudio, o familiar (también llamado relación ‘bona fide’ o de buena fe), también podrán obtener una visa de entrada, pero dejó la interpretación de ese vínculo a la Casa Blanca. ¿Y? Ésta ya dijo que la relación bona fide incluye a padres, hijos, cónyuges, yernos o nueras y suegros, PERO excluye a abuelos, sobrinos, primos y otros. En términos prácticos, esto significa que una persona de Libia que pretendía visitar a su abuela en Estados Unidos, no podrá obtener una visa.

ES LO QUE HAY

Aunque los aeropuertos han seguido funcionando con normalidad, a diferencia de la primera vez que se impuso el veto, organizaciones internacionales y activistas dentro del país están furiosos. Donde verdaderamente se empezarán a ver los cambios es en los consulados de Estados Unidos en el mundo, que ya recibieron las nuevas directrices.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario