Política | Ayotzinapa | juez | Guerrero

Un juez liberó a implicados en el caso Ayotzinapa y otro dictó prisión a tres militares

Si bien un juez liberó a varios implicados, otro juzgador dictó formal prisión contra tres militares relacionados con la desaparición de los 43 de Ayotzinapa.

¿Qué pasó con los militares?

En un nuevo avance en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ahora un juez federal dictó auto de formal prisión contra tres militares a los que se les relaciona con la desaparición de los estudiantes. Uno de ellos es el general José Rodríguez Pérez, quien es señalado por las autoridades mexicanas como responsable del asesinato de, al menos, seis de los normalistas, quienes murieron días después del ataque en Iguala y habrían permanecido durante varios días en una bodega de Huitzuco, Guerrero; esto de acuerdo con los reportes que presentó hace varias semanas la Comisión para la Verdad del Caso Ayotzinapa.

A los tres los acusan por los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada, ya que supuestamente se habrían coludido con el cártel Guerreros Unidos. Por lo tanto, permanecerán encerrados en la prisión del Campo Militar 1-A, ubicado en los límites entre Naucalpan y la Ciudad de México, según confirmaron a El Universal fuentes del Ejército.

Por otro lado…

El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob y presidente de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas, confirmó que un juez federal con sede en Tamaulipas ordenó la liberación de 24 personas que estaban siendo procesadas por su relación con la desaparición de los 43.

Según dijo el subse, el juez que tomó la decisión es Samuel Ventura Ramos, el mismo que la semana pasada exoneró al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, de toda relación con la desaparición, argumentando que la Fiscalía no había presentado pruebas suficientes para relacionarlo con el caso.

En los últimos meses, Samuel Ventura ha ordenado la liberación de 77 personas relacionadas con la desaparición de los estudiantes.

Y mientras todo esto ocurría…

Padres y madres de los estudiantes desaparecidos, así como otros normalistas de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa y personas encapuchadas, se reunieron a protestar ayer afuera de la Embajada de Israel en México, en Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México. El motivo de la manifestación era presionar al gobierno israelí para acelerar el proceso de extradición a México de Tomás Zerón, quien era titular de la Agencia de Investigación Criminal durante el sexenio de Peña Nieto y a quien se le acusa de tortura contra varios detenidos en el caso Ayotzinapa.

Pese a que no hay un Tratado de Extradición entre México e Israel, el gobierno israelí ha dicho en el pasado que se encuentra estudiando la petición de extradición que presentó el gobierno de López Obrador y ha negado estar obstaculizando el proceso.

Ayotzinapa embajada.jpeg

Sin embargo, lo que comenzó como una manifestación legítima y pacífica rápidamente se convirtió en un ataque a la sede diplomática. Personas encapuchadas comenzaron a destruir cámaras de seguridad y a realizar pintas en las paredes de la embajada, muchas exigiendo justicia por la desaparición de los estudiantes; pero muchas otras con mensajes evidentemente antisemitas.

https://twitter.com/IsraelinMexico/status/1572757864309207040

Tras los hechos, el embajador de Israel en México, Zvi Tal, señaló que su gobierno comparte “el dolor de los familiares de los normalistas de Ayotzinapa”, pero rechazó firmemente los discursos de odio que se expresaron contra su país durante la manifestación. En los muros de la embajada se podían leer frases como: “muerte a Israel” o “muerte al sionismo”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario