Política | Baja California | seguridad | Guanajuato

Baja California fue el nuevo escenario de enfrentamientos entre grupos criminales

Fue un fin de semana violento para Baja California, ya que hubo bloqueos y enfrentamientos entre grupos criminales, tal y como en otros estados recientemente.

No salimos de una…

Apenas estábamos recuperándonos del terror que causaron los grupos criminales a media semana en entidades como Guanajuato, Jalisco y Chihuahua, cuando una nueva ola de violencia paralizó Baja California. Resulta que este fin de semana, ciudades como Tijuana, Rosarito, Mexicali y Ensenada fueron víctimas de quemas de locales, autos y camiones, todo en medio de los presuntos enfrentamientos que sostienen el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación por el control de la región, de acuerdo con los medios locales y las autoridades.

¿Qué fue lo que pasó?

Para no hacerte el cuento largo, todo se salió de control desde el viernes, cuando sujetos armados protagonizaron enfrentamientos en los que bloquearon carreteras, atacaron comercios e incendiaron autos. Estos hechos asustaron a toda la población de la entidad fronteriza, por lo que la gobernadora, Marina del Pilar, anunció la llegada del Ejército y la Guardia Nacional para reforzar la seguridad. Ya en un acto desesperado, hasta la alcaldesa morenista de Tijuana, Montserrat Caballero, le pidió a los criminales no “cobrársela” con la gente inocente, sino con “quienes no pagaron sus facturas”, en una de esas declaraciones que pasará a la historia de las vergüenzas políticas. Hasta ahora, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, hay 17 personas detenidas por estos sucesos.

Aunque en el sur no cantan mal las rancheras…

También en Michoacán la cosa se puso densa. Resulta que el sábado por la tarde se registraron, tambiéeeeeen, distintos bloqueos en carreteras de este estado, sobre todo en la zona de Uruapan, en la carretera que conecta Pátzcuaro con Lázaro Cárdenas.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el bloqueo fue realizado por integrantes de las autodefensas Pueblos Unidos, que exigían la liberación de varios de sus compis que han sido detenidos últimamente. Para intentar controlar la situación y decir que el Estado todavía tiene control del territorio, cerca de 300 agentes fueron enviados a la zona para intentar romper el bloqueo carretero.

Al final, el saldo de detenidos por estos hechos llegó a los 164, mientras que la Secretaría de Seguridad estatal dijo que le confiscaron a los arrestados 142 fusiles, 44 armas cortas y 28 vehículos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario