Bájale dos rayitas


La Suprema Corte dejó sin efecto una serie de reformas que buscaban darle prisión preventiva oficiosa a los acusados de comprar y vender facturas.

Entre tantas reformas polémicas que pasan por el Congreso estos días, quizá ya se te olvidó que en noviembre del 2019 Morena y sus aliados lograron pasar una reforma con la que ahora se podía aplicar la prisión preventiva de oficio, o sea, dejar al acusado en la cárcel mientras sigue su proceso, contra todos aquellos señalados por cometer delitos fiscales como defraudación, contrabando o las factureras. Desde un inicio los partidos de la oposición y la Comisión Nacional de Derechos Humanos presentaron diferentes acciones de inconstitucionalidad contra este decreto, argumentando que violaba los derechos humanos de los acusados y solo le daba un toque punitivista a nuestro sistema de justicia. Así que ayer los ministros de la Suprema Corte dijeron que los legisladores de Morena tuvieron la manita muy acelerada, pues se excedieron en sus funciones al extender la prisión preventiva oficiosa a delitos que no forman parte del artículo 19 de la Constitución, ese que habla sobre los plazos de la detención. Con esto, dejó sin validez las reformas aprobadas por aquellas épocas. Para rematar, el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, dijo que no se trataba de andarle sumando delitos al catálogo de los que merecen prisión preventiva, sino de tomarse en serio los derechos humanos, y pues cómo decirle que no al jefe.

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password