Global Benedicto XVI | Papa | iglesia

Miles de fieles se despidieron del papa emérito Benedicto XVI en su funeral

Con el funeral del papa emérito Benedicto XVI, concluyó oficialmente la época de "los dos papas". Se estima que 50,000 personas acudieron a la ceremonia.

¡Saquen los Kleenex!

Ayer fue un día importante para la Iglesia Católica, pues entre lágrimas, rezos y cantos, le dio un último adiós a Joseph Ratzinger, aka el papa emérito Benedicto XVI, quien falleció el 31 de enero a sus 95 años, casi una década después de convertirse en el primer papa en renunciar al cargo desde hace seis siglos —la última vez que esto ocurrió fue en 1415 con el expontífice, Gregorio XII—. También se convirtió en el primer expontífice en la historia moderna de la Iglesia Católica cuyo funeral fue presidido por un apa en ejercicio, en este caso Francisco.

Una ceremonia inolvidable

Su funeral se llevó a cabo en la Basílica de San Pedro, donde se estima que asistieron unos 50,000 fieles, quienes presenciaron una ceremonia casi idéntica a las que se tienen cuando un papa reinante fallece. El único detalle que diferenció esta ceremonia del resto fue que el cuerpo de Benedicto no portaba ni báculo, ni bastón de plata, ni palio al cuello —un ornamento papal que en esta posición significa que murió estando en el puesto—. Eso sí, dentro de su ataúd se depositaron los palios que usaba como parte de su túnica y las monedas de su pontificado: siete de oro, 10 de plata y nueve de bronce.

Adiós, Benedicto XVI

Al final de la ceremonia, el cuerpo de Benedicto fue trasladado solemnemente al interior de la Basílica mientras los asistentes repetían la consigna "Santo Súbito", con la que imploraban la beatificación inmediata del difunto. Entre estos se encontraban los líderes de Italia, Alemania, Portugal y Polonia. También acudió Felipe, el rey de Bélgica, y el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario