BRASIL PARALIZADO


El día de ayer el gobierno brasileño revocó un decreto presidencial que llamaba al despliegue del Ejército para contener las manifestaciones en contra del presidente Michel Temer y sus propuestas económicas.

MAL, MUITO MAL

La crisis política en Brasil va de mal en peor desde que la semana pasada se liberaron unas grabaciones donde el presidente brasileño le pide a un empresario que continúe sobornando a un político corrupto que se encuentra en la cárcel. Y aunque la Corte Suprema del país ya inició una investigación por obstrucción de la justicia y corrupción pasiva, Temer dice que peleará contra las acusaciones y que no renunciará.

PA’ LA CALLE

Los brasileños están cansados de ver pasar presidentes corruptos, que si la izquierdista Dilma, que si el derechista Temer, así que las manifestaciones pidiendo su renuncia están fuera de control. Pero claro, como buen líder que se aferra al poder, el presidente decidió contener esas protestas con una ayudita del Ejército, dejando unos 50 heridos en la jornada del miércoles.

ESTO NO ME GUSTA

El uso de la fuerza puede ser especialmente delicado en un país que terminó una dictadura de 20 años en el ‘85. Aunque el gobierno de Dilma también desplegó al Ejército para contener protestas contra la decisión de usar a Brasil como sede del mundial, esta vez los opositores pegaron el grito y ejercieron presión para que el presidente retirara las tropas.

Y LAS PROPUESTAS ECONÓMICAS

La investigación continuará mientras Temer intenta llevar adelante sus reformas económicas, entre las cuales está un cambio al generoso sistema de pensiones para reducir el déficit público. Esta es la típica propuesta que fascina a empresarios e inversionistas, pero ha sacado a los trabajadores a marchar en su contra. Como si necesitaran más marchas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password