Todavía hay esperanza

Desde que nos enteramos que en 2018 murió el último rinoceronte blanco macho que quedaba y que las únicas dos sobrevivientes eran Fatu y Najin, dos hembras, todos lloramos porque la simpática especie estaba prácticamente extinta. Pero… ¡te tenemos buenas noticias! Científicos en Kenia lograron cultivar ocho óvulos de Fatu y Najin que serán enviados a un laboratorio en Italia donde intentarán fertilizarlos con esperma congelado. Así que pongamos changuitos para que se logre salvar la especie.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario