Global Buenos Aires | Argentina | yoga

La "Escuela de yoga de Buenos Aires" creó una red de captación de personas por 30 años

La policía argentina logró detener a 24 personas que trabajaban como facilitadores en la "Escuela de Yoga en Buenos Aires", que en realidad era una secta.

¿Vibrando alto?

Por más de 30 años, la “Escuela de yoga de Buenos Aires” se instaló en el barrio de Villa Crespo, en la capital de Argentina. Se trata de una casa de diez pisos con paredes blancas y un portón que tiene rejas negras. Asimismo, tiene una peculiar vibra que la diferencía de los demás centros holísticos que existen en el mundo, ya que en vez de ser un lugar donde se puede “vibrar alto”, las personas que pasan por este lugar quedan metidos en temas bien pero bieeeen densos. Y es que resulta que, durante años, se creó una red de captación de personas vulnerables en donde las sometían para que fueran explotadas, extorsionadas y hasta prostituidas.

¿¡Khaaaá?!

Esto lo sabemos debido a que la policía argentina logró detener el viernes pasado, en 50 redadas, a 24 integrantes de esta secta, entre ellos su fundador, un notario de 84 años, cuyo nombre es Juan Percowicz, pero al que los estudiantes se referían como “El maestro”. Ya en 1993 las autoridades lo habían buscado por este tipo de delitos, pero en ese entonces logró librarse de la cárcel gracias a sus influencias.

El modus operandi

Tristemente, esta secta tenía un modus operandi bastante efectivo, ya que atraía por medio de “discursos ontológicos” a personas que buscaban encontrar la paz consigo mismas y alcanzar el “desarrollo de la felicidad”. Una vez dentro de la escuela, engañaba a las y los alumnos con términos espirituales como el “geishado”, que era un eufemismo para referirse a la prostitución, o la “cura de sueño” que, aunque los facilitadores prometían se trataba de un líquido que los curaría de todo tipo de adicciones, en realidad se trataba de un cóctel de drogas que usaban para tranquilizar a las personas más rebeldes.

Se estima que cerca de 1,700 personas pasaron por esta secta, perdón, escuela. Después de que la policía inspeccionara las instalaciones, terminaron confiscando más de un millón de dólares, una colección de vídeos VHS con escenas pornográficas, juguetes sexuales e historias clínicas de sus alumnos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario