Cae uno muy cercano

Acuérdate que el fiscal especial Robert Mueller lleva meses investigando la posible injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos de 2016. Su búsqueda ha llevado a varios de los colaboradores más cercanos de Trump a juicio, entre ellos a Michael Cohen. Durante este proceso, se acusó a Cohen de evadir 1.4 millones de dólares en impuestos, mentir al Congreso sobre los planes de construir una Torre Trump en Moscú y de pagarle a dos mujeres para que mantuvieran en secreto las infidelidades que dicen que cometió el presidente estadounidense. Poco a poco el abogado fue declarándose culpable de varios de los cargos en su contra y finalmente ayer, fue condenado a tres años de cárcel. Lo más impresionante de todo es que Cohen se defendió diciendo que todo lo hizo para proteger hace dos años, la imagen del entonces candidato a la Presidencia y que además actúo por orden directa del mismísimo republicano. El próximo 6 de marzo, el abogado se irá a la cárcel para empezar a cumplir la sentencia. ¿Y Trump? Calladito más bonito.

Eduardo Munoz Álvarez/AFP
Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario