Global Cero COVID | Xi Jinping | China

Las protestas contra la política "Cero COVID" se extendieron a nivel mundial

Siguieron las protestas en China en contra de la política "Cero COVID" del gobierno de Xi Jinping, que ha intentado frenar a los manifestantes a toda costa.

Ya estuvo con tanto confinamiento ¿no?

Las cosas en China cada vez se están poniendo más y más tensas, y es que ahora resulta que las manifestaciones en contra de la política “Cero COVID” del gobierno han llegado a varias ciudades del país e incluso se han extendido a diversas partes del mundo, sobretodo en universidades de Asia, Europa y América del Norte, así como a las afueras de las embajadas de Pekín. Es por ello que este movimiento se ha convertido en la desobediencia civil más grande que el gigante asiático ha experimentado en décadas.

En caso que andes perdidx, le damos un reresh a tu memoria contándote que, dos años y medio después de que inició la pandemia, el gobierno de China sigue necio con la idea de controlar los contagios de coronavirus por medio de restricciones súper extremas. Mismas que, a la larga, han provocado un hartazgo en la gente, que ahora ha salido a las calles para exigir que le pongan fin a estos súper confinamientos.

Un cumulo de hartazgo

Como recordarás, a principios de semana te contamos que la gota que derramó el vaso para que iniciaran estas protestas fue un incendio que ocurrió en unos departamentos en Xinjiang, mismo que, tristemente, terminó con la vida de al menos 10 personas —entre ellos había tres niños—. La gente ha acusado que por el confinamiento los equipos no pudieron ayudar a la gente atrapada de forma eficiente. Desafortunadamente, esta tragedia es tan solo uno de los muchos focos rojos que han ocurrido a causa de las extremas medidas de confinamiento que ha impuesto el gobierno chino.

Y es que, a finales de octubre, cientos de trabajadores de la fábrica de Foxconn se unieron para manifestar su descontento por las estrictas condiciones de vida a las que habían sido sometidos desde que las autoridades detectaron un brote de coronavirus dentro de las instalaciones. Nada más para que te des una idea de la situación que vivieron, el "circuito cerrado" es una medida que se impuso en las fábricas chinas donde se prohíbe que los empleados puedan salir de la planta; esto, según, es para evitar más contagios.

Días antes de que esto ocurriera, un grupo de empleados migrantes de Guangzhou organizó una estampida que, aunque apenas duró 20 minutos, logró tumbar unas vallas que los mantenían bajo confinamiento, así como algunos puestos donde se realizaban pruebas PCR.

Si damos oootro pasito para atrás, otro incidente que colmó la paciencia de la gente en China, ocurrió durante la madrugada del domingo 18 de septiembre, cuando un autobús que transportaba a decenas de personas rumbo a un centro de cuarentena especializado en COVID-19 se estrelló y, desafortunadamente, cobró la vida de al menos 27 personas.

¿Y las autoridades?

Fíjate que los uniformados del líder del país, Xi Jinping, dieron un golpe de autoridad después de que patrullaron las ciudades, poniendo barreras en las calles, en un intento por frenar las nuevas protestas, interrogando a transeúntes e incluso deteniendo a algunos manifestantes. Eso sí, aunque la mayoría de las movilizaciones fueron pacíficas, estas acciones provocaron algunos enfrentamientos con la policía en Shanghái y en Wuhan.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario