Global China | Estados Unidos | Estación Espacial Internacional

China terminó de construir su estación espacial Tiangong

Después de varios meses planeándolo, Beijing se encuentra en los últimos pasos para terminar la construcción de su estación espacial llamada Tiangong.

Sin miedo al éxito

Si hay alguien quien todavía no logra superar la vez que Estados Unidos le hizo cara de fuchi y bateó la iniciativa para que sus astronautas pudieran participar en el programa de la Estación Espacial Internacional, es China. Por esta razón, el gigante asiático arrancó esta semana lanzando al espacio un módulo llamado Mengtian, cuya traducción al español significa "sueño de los cielos"; esta fue la última pieza faltante para terminar de construir una estación espacial exclusivamente de China a la que bautizaron Tiangong —“Palacio celestial”—.

Permítenos refrescarte la memoria

En caso que ya no te acuerdes, te contamos rápidamente que desde el año pasado China, poquito a poquito, construyó su propia estación espacial. En 2021 enviaron el módulo central de la estación, llamado Tianhe, y a este le siguió otro módulo de dicha estructura el pasado mes de julio. Hoy por hoy, con la adhesión de Mengtian, su estación espacial está lista para utilizarse.

También es importante que te contemos que la razón por la que Pekín emprendió este proyecto fue porque busca ponerse al mismo nivel que otros países como Rusia y Estados Unidos, quienes se han convertido en los principales exploradores del espacio. Asimismo, también pretende ampliar su investigación científica en este ámbito intergaláctico.

¿Qué llevó este módulo al espacio?

Con casi 18 metros de largo y un peso de 23 toneladas, Mengtian transportó al espacio una amplia gama de equipos: desde relojes atómicos hasta equipos de laboratorio que ayudarán a hacer de esta estación espacial, un lugar de trabajo más habitable para los futuros astronautas. Se espera que este módulo pueda funcionar en el espacio durante los próximos 10 años, un lapso del tiempo en el que las autoridades tienen planeado llevar a cabo numerosos experimentos que consistirán en probar cómo crecen las semillas en el espacio así como estudiar cómo las arañas tejen telarañas en caída libre.

No podía faltar la polémica

Muy padre todo pero eeeso sí, resulta que este proyecto ha sido súper criticado por Estados Unidos, ya que argumentan que China se ha preocupado más por mandar módulos al espacio y ha dejado de lado un aspecto importante: el poder controlar cómo y dónde sus cohetes caerán cuando reingresen a la Tierra.

Por ejemplo, en 2020, uno de los propulsores de Long March 5B terminó cayendo sobre algunas aldeas ubicadas en Costa de Marfil… lo bueno es que no se reportaron heridos. El mismo susto se lo llevaron los habitantes de las Maldivas durante el año pasado cuando el propulsor de otro de sus módulos cayó sobre el Océano Índico. Durante el pasado mes de julio, un suceso similar ocurrió al sureste de Filipinas, donde cayó parte del propulsor del módulo de Wentian.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario