Global China | agua | lluvias

La sequía del río Yangtsé provocó que China activara una alerta amarilla

China tuvo que realizar cortes de energía después que el nivel del agua del río Yangtze bajara niveles récord que no se habían visto durante los últimos cinco años.

Lluvia de problemas

¡Ya suéltanos cambio climático que nos estás lastimandooo! O, mejor dicho, asando. Y es que con el calorón que ha hecho durante los últimos meses, varios países del mundo están dándose cuenta de que los niveles de sus tomas de agua naturales están disminuyendo rápidamente. Tal fue el caso de China, que durante la noche del jueves pasado se percató de que el nivel de agua del río Yangtsé, bajó a niveles récord desde la mitad de la última década. Como era de esperarse, esto tiene bien preocupadas a las autoridades del gigante asiático, ya que este arroyo no sólo proporciona agua potable a más de 400 millones de personas, sino que además se considera LA vía fluvial más importante para la economía del país.

¡¿Yu Shi, dios de las lluvias, dónde estás?!

Primero que nada, es importante mencionar que la República Popular de China es uno de los mayores productores de energía hidroeléctrica que existe en el mundo. De hecho, la región de Sichuan, la cual ha sido afectada gravemente por esta sequía, es de donde el país obtiene más del 80% de su energía. Para acabarla de amolar, la combinación de la sequía y la ola de calor ha provocado un 25% de aumento en la demanda de electricidad por parte de sus habitantes, ya que recurren al aire acondicionado para mantenerse frescos. Es por esta razón que las autoridades decidieron limitar y suspender el suministro de energía a miles de fábricas (como las de Toyota, Foxconn y Tesla) y racionó el uso público.

Por otro lado, las autoridades se apresuraron a redirigir el suministro de agua y de energía a las regiones agrícolas, ya que la temporada de cosecha de cultivos está a la vuelta de la esquina y para que haya arroz y soja, se requiere de harta agua.

Según el Ministerio de Gestión de Emergencias de China, más de 780,000 personas han necesitado apoyo directo del gobierno debido a la sequía; asimismo, se estima que tan solo en el mes de julio, las altas temperaturas en la región provocaron pérdidas económicas de 2,739 millones de yuanes (que son alrededor de 400 millones de dólares).

La nueva normalidad está que arde

Las autoridades chinas atribuyeron esta sequía, así como las diversas crisis que trajo consigo, a la crisis climática. Chen Lijuan, el principal pronosticador climático del país, comentó lo siguiente: “Tenemos que enfrentar el hecho de que olas de calor similares ocurrirán con frecuencia en el futuro… se convertirá en una nueva normalidad”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario