Global China | ola de calor | Chongqing

Residentes de China utilizaron búnkeres para resguardarse de la ola de calor

Ante el recorte energético que impusieron las autoridades chinas, numerosos residentes se resguardan del calor en búnkeres que solían usarse en la SGM.

Esta reeeecia la calors

Seguramente recordarás que la semana pasada te contamos que el gigante asiático está pasando por la ola de calor más intensa que se vive desde 1961. Tan grave está la cosa que hasta el río Yangtzé, que por cierto es considerado el tercero más grande del mundo, se está secando. Bueno, pues ahora resulta que los residentes y turistas están buscando dónde pueden resguardarse de estas tremendas temperaturas y parece ser que desde hace algunos veranos encontraron una solución que consiste en, nada más y nada menos que, refugios antiaéreos que solían utilizarse en la Segunda Guerra Mundial.

Distrito 13, ¿eres tú?

Así como lo lees, ahora resulta que en China están viviendo algo así como lo que sucedía en el Distrito 13 de los Juegos del Hambre. Ahora, lo que solían ser búnkeres subterráneos donde la población se resguardaba de los bombardeos que llegaban al país asiático durante uno de los conflictos más grandes que ha presenciado el mundo contemporáneo, se han convertido en restaurantes, cafeterías, tiendas e incluso museos.

Y es que, hace sentido que hayan recurrido a este emprendimiento porque, para acabarla de amolar, en ciertas provincias chinas como Chongqing, el gobierno les cortó el acceso energético que no sólo se destinaba para las fábricas sino que también proveía de aire acondicionado a sus 32 millones de habitantes.

Reciclando estructuras

Desde 2010 los habitantes de Chongqing comenzaron a renovar algunos de estos búnkeres. Se estima que por ahí de 1942, cuando la invasión japonesa estaba en su mero pique, se construyeron alrededor de 1,600 bunkers en este municipio. Todo iba bien hasta que surgió la pandemia por COVID-19 y las autoridades instauraron la política "Cero COVID", que obligó a que la mayoría de estos refugios tuvieran que cerrar sus puertas. Sin embargo, poco a poco los habitantes asiáticos han logrado comenzar a vivir su "nueva normalidad", bajo tierra.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario