CIDE, tenemos que hablar…

Ni el Conacyt ni el CIDE se ponen de acuerdo para entablar un diálogo y resolver los problemas.     

Terapia de pareja es lo que necesitan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) porque nomás no la andan armando para comunicarse y poner orden al relajo que se traen con la designación de José Antonio Romero Tellaeche como director general del centro educativo. Y es que después de que la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, dejara plantados a maestros y estudiantes en una charla que no se dió la semana pasada, ahora el encuentro que se iba a dar ayer tampoco se dió. Esto después de que la comunidad estudiantil del CIDE, que tiene tomadas sus instalaciones, dijera que el Conacyt les exigió algunas condiciones antes de sentarse a negociar, cosa que no les gustó mucho, ya que consideraron que estas “no iban encaminadas a un diálogo horizontal”. Entre lo que pedían estaba que desocuparan el campus, cosa que no sucedió. Aún así, el Conacyt ya dijo que hoy sí platican, a pesar de que la otra parte no ha confirmado. Para colmo, los dos premios Nobel, James Heckman y Jean Marie Le Clèzio, ya firmaron una carta en apoyo

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario