Opinión cine | Peele | horror

Nope: Divertido, pero no de jaja

La nueva entrega de Jordan Peele te va a dar más risa que miedo y, al salir de la sala, te irás satisfecho por ver una gran película.

No hay nada en esta vida que me guste más que la comedia. Más de una segunda cita nunca llegó porque me eché un rant kilométrico de por qué la comedia va a salvar al mundo. Esa fue la principal razón por la que fui al cine con tanta curiosidad a ver Nope —de Jordan Peele, 2022—: ¿una mezcla de horror con comedia? Eso significa que puede salir o muy bien, o muy mal. Afortunadamente, fue la primera.

La película muestra la historia de los últimos hijos de una dinastía de entrenadores de caballos para Hollywood quienes, tras la muerte de su padre por una extraña moneda caída del cielo, se enfrentan a la necesidad de recuperar su estabilidad económica, mientras intentan mantener el negocio familiar. Es entonces cuando una extraña nube y un par de avistamientos extraños en el cielo los llevan a documentar, a toda costa, la existencia de alienígenas para así llenarse de varo. Y, en medio de todo, al estilo tan particular de Jordan Peele —director de Get Out, 2017 y Us, 2019—.

Comedia y horror: una pareja perfecta

Sí, fui nervioso, porque el horror no me ha tratado tan bien como quisiera —así es: soy un pollo y me espanto si me dicen “bu"—, pero una vez pensándolo bien, mezclar la comedia y el horror me parece bastante sensato: ambos géneros buscan generar en el espectador sensaciones bastante complementarias. Es decir, mientras que el horror busca que te sientas abrumado, como sin entender cómo reaccionar a lo que estás viendo, la risa es una respuesta material a lo que, tal vez, nos supera.

Es decir: Divertido, pero no divertido de “jaja”, divertido de raro.

Y Peele lo entiende a la perfección, y te regala un par de horas de alternar entre los escalofríos y las risas incómodas. Por su parte, Keke Palmer, la coprotagonista de la historia, realizó la que me parece una de las mejores actuaciones del año: pasé de recordarla por Jump In, una película de Disney Channel posterior a High School Musical, a reconocerla como una de las actrices que más me han sorprendido en un buen rato.

Atinada crítica social

Si algo ha caracterizado la obra de Jordan Peele como director, es que se ha arriesgado en cada uno de sus filmes a tratar historias críticas y controversiales, sin darnos oportunidad alguna de mantenernos indiferentes, enfrentándonos fuertemente contra las vergüenzas de nuestra sociedad.

Get Out, por ejemplo, es una dura crítica al racismo desmedido en nuestra actualidad; Us deja de lado el racismo, para criticar la indiferencia con la que, como sociedad, nos es tan fácil hacernos de la vista gorda ante el sufrimiento ajeno.

Con Nope, Peele muestra cómo nos hemos vuelto adictos al espectáculo, al grado en que, más allá de apartar la mirada ante el peligro, lo buscamos; esa necesidad de sensacionalismo en nuestro día a día.

Me queda claro que el horror como género está viviendo sus mejores años —honestamente, por un rato eso me tuvo un tanto nervioso—, y claramente Jordan Peele se está consolidando como uno de los maestros del género. Aún así, te aseguro que puedes ir al cine, con la garantía de otro asustadizo, de que esta película te va a dar más risa que miedo —en el mejor de los sentidos—, y que, al salir de la sala, te irás satisfecho por ver una gran película.

P.D. Aún así, si la sangre te afecta de forma particular, te recomiendo discreción por algunas escenas.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Temas

Deja tu comentario