Opinión cine | Disney+ | Marvel

Sólo la ternura podrá salvarnos: Werewolf By Night

Te voy a contar lo que me gustó y no del especial, pero tengo que advertirte: es difícil hablar de ellos sin caer en uno que otro SPOILER.

Sé que soy de las pocas personas que no están horrorizadas con lo último que está haciendo Marvel, pero si quieres ver algo corto, lindo, cotorro y novedoso —y, de paso, con Gael García—, te voy a recomendar Werewolf By Night (Hombre lobo por la noche). Lo que les traigo hoy es un especial de 54 minutos en Disney+ alrededor de un personaje con el mismo nombre… sí, está raro.

La historia nos presenta el ritual que los cazadores de monstruos deben llevar a cabo tras la muerte del gran patriarca del gremio, para decidir quién se ganará el derecho de tomar su lugar. En medio de todos ellos, un cazador bonachón sin muchas ganas de matar monstruos, pero con un gran registro, y la hija decepción del último cazador, tendrán que encontrar la forma de salir de esta de la mejor forma posible.

Ahora, te voy a contar lo que me gustó y no del especial, pero tengo que advertirte: como dura 54 minutos, es difícil hablar de ellos sin caer en uno que otro SPOILER, así que si quieres seguir leyendo, será bajo tu propio riesgo.

Volver a los clásicos

Parte de lo que me gusta de lo que Marvel está intentando —sobre todo con las producciones no tan relevantes— es que se está atreviendo a jugar con sus formatos (She-Hulk, por ejemplo). En este caso, hicieron un especial con toda la estética de una película clásica de terror: blanco y negro, la música, hasta el arte de los monstruos se ve como si fuera la película de Frankenstein original. Claro, tiene los dejos de comedia que el MCU no puede quitarse de encima, pero funciona, y personalmente disfruté harto ver lo que hicieron. Especialmente considerando su importancia en mi siguiente punto:

Los monstruos ya no son

Seré el tipo ambiguo y nefasto que dice “me gustó, pero no”. Al menos como yo lo veo, ya tiene un rato que en las historias de monstruos, lo monstruoso ya no puede ser lo malvado. Eso me gusta, no me malinterpreten: creo que es un gran recurso para reflejar lo tan horribles que podemos ser como personas. Y sí, el formato de terror clásico le viene de maravilla para poder hacer esta idea lo más clara posible. Aún así, llega un momento en el que se siente predecible. Hay un momento, muy temprano, en el que sabes que no hay mayor villano que un cazador.

Y aún así, el cómo se resuelve al final, me gusta: reconoce al otrx, por quien es. Sobre todo, disfruto la respuesta a la que llega: que sólo la ternura podrá salvarnos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario