Como por arte de magia


Parece que los esfuerzos para contrarrestar los daños en la capa de ozono están funcionando.

En medio de tanta negatividad, te tenemos buenas noticias. Un estudio publicado en la revista Nature demostró que la cooperación internacional ha logrado que las corrientes en chorro del hemisferio sur vuelvan a la normalidad. ¿Demasiado técnico? Las corrientes son poderosos vientos que determinan el clima y el flujo del agua de los océanos. El problema es que gracias a ciertos gases químicos que usamos, se han desviado casi un grado de latitud por década, afectando seriamente las lluvias en Sudamérica, África y Oceanía (psst, ¿te suenan los incendios en Australia?). La buena noticia es que desde 1987, cuando se firmó el Protocolo de Montreal (ese en el que los países se comprometieron a dejar de estar echando tantos químicos a la atmósfera), las corrientes en chorro han retomado su curso natural poco a poco, ayudando a que el hoyo que hemos hecho en la capa de ozono se empiece a cerrar.

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password