Con esos amigos para qué quieres enemigos

Los servicios de inteligencia de Dinamarca colaboraron con Estados Unidos para espiar de forma ilegal a líderes europeos como Angela Merkel. 

Varios medios europeos destaparon un escándalo que está poniendo en riesgo el bonding que hay entre varios países miembros de la Unión Europea. Resulta que, entre 2012 y 2014, el gobierno estadounidense de Barack Obama se pasó de la raya en su colaboración de espionaje con Dinamarca y, en lugar de investigar solo a enemigos como Rusia, realizó escuchas telefónicas a socios europeos. De acuerdo con los reportes, el Servicio de Inteligencia de Defensa de Dinamarca (FE) le proporcionó a la Agencia de Seguridad Nacional de Washington acceso para espiar a líderes de Alemania, Francia, Noruega y Suecia a través de escuchas telefónicas, acceso a los cables submarinos de internet y mensajes de texto. ¿Las reacciones? El presidente francés, Emmanuel Macron, estaba furioso y dijo ayer que Dinamarca debe aclarar inmediatamente lo ocurrido, puesto que “no es aceptable entre aliados europeos”. Con menos enojo, el gobierno de Angela Merkel también pidió explicaciones, mientras que la administración en Copenhague, que no es la misma que estaba en el poder al momento del espionaje, reconoció que esto es “inaceptable”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario