Global COP 27 | calentamiento global | Emmanuel Macron

¿Qué pasó en el segundo día de la COP 27?

Los debates de la cumbre climática global se centraron en crear un fondo para compensar el daño medioambiental, pero van pasito a pasito.

Ahora que entraron más en confianza...

Las y los representantes del mundo han empezado a hablar de uno de los temas más incómodos en la lucha en contra del cambio climático: un fondo de compensación. Si nos echamos un clavado a la historia climática, veremos que, desde hace 30 años, las naciones con mayor desventaja económica han estado insiste e insiste a las más ricas para que pongan su granito de arena y les echen montón para cubrir los costos de los desastres naturales provocados por el calentamiento global. Sin embargo, durante todo ese tiempo, a los líderes de las naciones más adineradas se les hizo fácil voltear para otro lado.

Bueeeno… el único país que sí tiró paro durante la cumbre climática del año pasado fue Escocia, quien desembolsó 2.2 millones de dólares para ayudar a países necesitados.

¡Ojo! Porque esto podría cambiar

Y es que, cuando el tema de “pérdidas y daños” volvió a ponerse sobre la mesa, varios líderes como el presi de Francia, Emmanuel Macron; Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, alentaron la propuesta. Por otro lado, John Kerry, enviado de la Casa Blanca, dijo que está abierto a entablar más deep talks al respecto.

Uno de los mandatarios que dio un suspiro de alivio ante esta respuesta fue Shehbaz Sharif, el primer ministro de Pakistán, quien previamente había comentado que a su país le urgen más de $30 mil millones de dólares para que puedan salir adelante tras el daño provocado por las inundaciones que arrasaron a mediados del año.

En otras noticias...

El mandatario de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, habló de la invasión rusa diciendo que "no puede haber política climática efectiva sin paz".

Por otro lado, algunos expertos que hablaron con The Guardian comentaron que es muy probable que el gobierno de México —un país que ante los ojos del mundo es considerado como uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero— quiera verle la cara a las y los líderes internacionales reunidos en la COP 27, ya que las promesas climáticas que pretende emitir, resultarán "anticuadas e imposibles de cumplir".

ACTUALIZACION AL 9 DE NOVIEMBRE

Todavía hay esperanza…

Parece ser que los países ricos por fiiiiin se harán más responsables de los daños medioambientales que han generado con su industrialización. Y es que, diversos países ya alzaron la mano para comprometerse con un fondo de pérdidas y daños. Entre ellos está Irlanda, que dijo que desembolsaría 10 millones de dólares; Austria con 50 millones de dólares; Bélgica con 2.5 millones de dólares destinados a Mozambique; y Alemania con $170 millones de dólares, para un nuevo programa de la ONU que ofrecerá a los países más vulnerables una especie de seguro al que podrán acceder en caso de emergencias climáticas.

Quien de plano optó por quedarse calladito y no sumarse a este fondo, fue Estados Unidos, aka la nación más rica del mundo y el mayor emisor de gases de efecto invernadero en términos históricos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario