¿CUÁNTO VALE UN PULMÓN?

El gobierno de Noruega lanzó un ultimátum de mil millones de dólares a Brasil: si no reducen la creciente deforestación del Amazonas, se pueden olvidar de las donaciones que han estado recibiendo. Resulta que desde el 2008, el gobierno Noruego ha venido muy amablemente donando dinero al Fondo de la Amazonía, manejado por el gobierno brasileño, con la condición de que éste cumpla con la reducción de la deforestación. Todo iba muy bien hasta el 2014, con importantes reducciones a la destrucción de los bosques pero de ahí para adelante todo se vino en picada. ¡¡Sólo entre 2015 y 2016, la deforestación aumentó en casi un 30%!! Parece además que al gobierno de Noruega no le gusta mucho la cercanía del presidente brasileño Michel Temer con los grupos de agricultores que hacen lobby en el país. Al parecer Temer removió la protección de varias zonas del Amazonas, ablandó los requerimientos para obtener licencias de agricultura (una de las principales causas de la deforestación), y redujo el presupuesto del Ministerio de Ambiente y otros departamentos, que protegen el medio ambiente. A ver hasta dónde aguanta el pulmón del mundo.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario