De mal en peor

La guerra civil en Etiopía se sigue intensificando a medida que las fuerzas rebeldes se acercan más a la capital

Por más que los días pasan, los muertos se acumulan y el país se desmorona, el Ejército Federal de Etiopía y el Frente de Liberación del Pueblo de Tigray no logran llegar a un acuerdo por el bien de la población. Así que la guerra va de mal en peor y ahora el país entero entró en estado de emergencia, decretado el martes por el primer ministro Aby Ahmed. En un inicio, la guerra civil estuvo contenida en la región norte del país africano y, aunque hubo un momentáneo alto al fuego, la violencia se reactivó hace unos meses y ahora acecha a la capital, Adís Abeba. Ante esta avanzada, el primer ministro dio un discurso ayer asegurando que como gobierno “sacrificaremos nuestra sangre y nuestros huesos para enterrar a este enemigo”. Más allá de este tono, raro en un premio Nobel de la Paz, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos concluyó en un informe presentado ayer que no hay un solo culpable en todo el conflicto y responsabilizó a todas las partes de la guerra civil que azota a Etiopía.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario