Opinión Desarrollo Sostenible | ODS | igualdad de género

A la mitad del camino, ¿cómo vamos?

La implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) podrían ser la clave para retomar el rumbo.

La primera mitad del 2022 ha estado plagada de retos globales. En un año en el que se esperaba consolidar la recuperación tras la pandemia por COVID-19, el mundo enfrenta una crisis multifacética. La crisis de refugiados, por ejemplo, no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial y la crisis alimentaria contribuirá a que en el 2022 entre 75 y 95 millones de personas caigan en la pobreza extrema, todo en el marco de una crisis climática que arrastra a distintas especies del mundo a su extinción.

La hoja de ruta a seguir para lograr un punto de inflexión es la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La importancia de esta agenda es indiscutible a estas alturas y en este entendido, del 05 de julio al 15 de julio, se lleva a cabo el Foro Político de Alto Nivel de Desarrollo Sostenible en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el principal objetivo de dar seguimiento y análisis al progreso en la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La temática de este año es “Reconstruir mejor tras la enfermedad por coronavirus (COVID-19) y avanzar en la plena implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”. Se ha puesto especial atención al ODS 4 (educación de calidad), ODS 5 (igualdad de género), ODS 14 (vida bajo el agua), ODS 15 (vida terrestre) y ODS 17 (alianzas para los objetivos) y al finalizar el foro 44 países habrán presentado sus Informes Nacionales Voluntarios. Aunque este 2022 no todos los países han compartido su progreso en el foro, ¿cómo vamos a la mitad del camino rumbo al 2030 a nivel global?

La respuesta es clara: el mundo no está progresando de manera esperada. El SDG Index deja claro que hay un retroceso desde el 2021. Para brindar un ejemplo considerando los ODS que se revisan este año, al ritmo actual no se alcanzará el ODS 5 (igualdad de género) y el ODS 14 (vida submarina) enfrenta numerosos retos. Las mujeres continúan siendo vulnerables ante la pobreza y la violencia de género es un mal que persiste a nivel global. En México, por ejemplo, se registraron 1004 feminicidios en 2021. Por otro lado, los océanos continúan sufriendo altos niveles de contaminación. A la fecha 25,000 toneladas de residuos plásticos han entrado en el océano mundial desde el 2020.

Ante este panorama, no hay tiempo para ser pesimistas. Aunque los países no están encarrilados hacia el 2030, el discurso debe evolucionar del no están al ¿cómo lo estarán? En este sentido, priorizar el ODS 17 es clave para recuperar la dirección porque sin alianzas, ni financiamiento no será posible alcanzar el resto de los ODS. Los países deben aumentar su ambición en la consecución de un plan global para financiar los ODS y los flujos de asistencia oficial para el desarrollo deben aumentar el apoyo a la biodiversidad, la igualdad de género y la educación. También debe buscarse una mayor colaboración entre el G20, el ECOSOC y otras instituciones internacionales; la igualdad de género debe estar en el centro de cada ley, política, presupuesto e institución; se debe preparar mejor a los estudiantes en conocimientos para el uso eficaz de la tecnología de la información y se debe reducir el riesgo de extinción de distintas especies. Solo así, priorizando a la Agenda 2030 y movilizando recursos para su financiamiento con un multilateralismo fortalecido, será posible hacerle frente a la crisis multidimensional que enfrenta el mundo.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario