EL ISIS EN FILIPINAS


El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, declaró la ley marcial y pidió ayuda a otros grupos guerrilleros en el país para luchar contra el grupo terrorista ISIS en Marawi y ahora en Iligan.

LA HISTORIA

Marawi es una ciudad de 200 mil habitantes de mayoría musulmana, que desde hace unos días ondea la bandera negra del grupo terrorista más temido del momento. Resulta que a principios de semana la policía intentó acabar con un líder del grupo islamista Maute (que juró lealtad al ISIS). Ante eso, los islamistas lanzaron una fuerte contraofensiva en la ciudad, desatando enfrentamientos que ya han dejado más de cien personas muertas, incluidos 19 civiles.

DE TERROR

Algunas de las muertes más brutales fueron las de carpinteros que fueron hallados con las manos atadas, quienes al no poder recitar de memoria versos del Corán, fueron asesinados por los islamistas. Aunque unas 2 mil personas siguen atrapadas en medio de este sangriento conflicto, decenas de miles huyeron, la mayoría hacia la ciudad vecina de Iligan, donde los militares han dispuestos sus tropas para contener cualquier otro ataque (foto).

LEY MARCIAL

La respuesta del controversial Duterte, criticado mundialmente por su falta de tacto (por así decirlo) en lo que a derechos humanos respecta, no se hizo esperar. No sólo impuso la ley marcial (que básicamente les permite a los militares hacer lo que les dé la gana – ante el miedo de muchos -), sino que invitó a la guerrilla maoísta y a los separatistas musulmanes a unirse a la lucha contra el ISIS ofreciéndoles los mismos sueldos que los militares.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password