El que sigue en el hospital

Las cosas no están muy bien que digamos para la familia real británica porque la salud de Felipe de Edimburgo no mejora. Luego de que lo tuvieran que trasladar a otro hospital para atenderlo mejor, ayer se conoció que el esposo de la reina Isabel II se tuvo que someter a una cirugía cardíaca para resolver una “condición preexistente”. El Palacio de Buckingham informó que, el duque de 99 años de edad, salió bien de la operación, se siente cómodo y está respondiendo al tratamiento. Pero eso sí,  seguirá recuperándose en el hospital londinense St. Bartholomew, especializado en problemas del corazón.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario