Los pequeños grandes errores de Game of Thrones


¿Estás emocionado por el capítulo final de Game of Thrones? Para celebrar que la famosísima serie llega a su fin, decidimos recopilar los errores más sorprendentes que ha tenido la producción.

P.D. Seguro que no habías notado más de uno.

Una mano que crece milagrosamente

En el penúltimo episodio, Jaime abraza a Cersei en una imagen promocional y en la escena, salen los dedos de la mano derecha de Jaime (si, esa que le amputó Vargo Hoat en la tercera temporada). ¡Ups!


El vaso de Starbucks

Probablemente te enteraste de esta, pero en el cuarto episodio de la octava temporada, se ve un envase de café sobre una mesa (muuuy parecido a los de la marca estadounidense). Después de que el error se viralizara, HBO bromeó diciendo que Khaleesi prefería té de hierbas y borró digitalmente el objeto. ¿Habrá sido un descuido o una ingeniosa campaña de publicidad?


Si el lugar no existe, te lo inventas

En la negociación entre Renly Baratheon y Catelyn Stark, en el episodio cinco de la temporada dos, Renly explica que Robb Stark obtendría las tierras del sur de “Moat Catelyn”, cuando en realidad la zona se llama Moat Cailin, por el foso Cailin. ¿Se habrá equivocado el actor?


La espada (de goma) de Jon Snow

La famosa Batalla de los Bastardos decepcionó a más de uno pues el enfrentamiento entre Ramsay Bolton, que amenazó a Rickon Stark para atraer a Jon Snow a su terreno, fue un poco frustrante. ¿Y eso? La espada enfundada de Jon Snow se movía como una gelatina y así, pues complicado matar.


El cargador de Stannis

Seguro que no lo notaste pero en el episodio diez de la quinta temporada, cuando muere Stannis Baratheon, se asoma por debajo de su pierna lo que parece ser un cargador de computadora. ¿Será?


El collar de poderes de Melisandre

En la sexta temporada nos enteramos que Melisandre usaba siempre un collar de rubí porque cuando se lo quitaba envejecía rápidamente, a tal grado que podría llegar a morir. ¿Lo curioso? En la cuarta temporada se lo quita para bañarse y su apariencia no cambia en lo más mínimo.


¿Látigo o cuchillo?

En el sexto episodio de la quinta temporada, Nymeria corre con un látigo enrollado en la mano derecha hacía Myrcella. En el siguiente plano el látigo se convierte, como por arte de magia, en una daga.


La cicatriz de Jon Snow

Al final de la quinta temporada, algunos miembros de la Guardia de la Noche apuñalan a Jon Snow hasta la muerte. Aunque los creadores de la serie dijeron que Snow no regresaría, resucitó milagrosamente en el segundo episodio de la sexta temporada y después, en el episodio seis de la séptima temporada, la herida mortal en forma de media luna cambia de forma y se desplaza unos milímetros en su pecho.


Un extra en jeans

En el primer episodio de la serie, detrás de Jaime Lannister, se ve a un extra (o a alguien del equipo de producción) con unos jeans azules. ¡Qué vanguardista!


Las traviesas trenzas de Daenerys

En la octava temporada, el departamento de peluquería de Game of Thrones tuvo un serio problema con los peinados de la Madre de Dragones, pues cambiaron mágicamente durante la misma escena.


La cabeza de Bush

Durante la primera temporada, en una escena con Joffrey y Sansa, donde aparecen varias cabezas empaladas en lanzas, una de ellas es la del expresidente George Bush. Obviamente HBO se tuvo que disculpar y borrar la cabeza decapitada en el DVD.

Y bueno… Más allá de estos errores, la realidad es que la serie fue épica y la vamos a extrañar. Veremos qué pasa el domingo 😬

Vía: El País

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password