Global Estados Unidos | Venezuela | Washington

Estados Unidos relaja las sanciones petroleras contra Venezuela para acelerar el diálogo con la oposición

Un día después de relajar las medidas en contra de Cuba, el gobierno de Estados Unidos le bajó muchísimo a las sanciones impuestas contra Venezuela.

Algo quiere Washington y no son solamente abrazos

Un día después de que Joe Biden aflojó el embargo con Cuba, hizo lo propio con las sanciones petroleras impuestas al régimen de Maduro en Venezuela. De acuerdo con los chismes que se traen los funcionarios de la Casa Blanca, estas medidas se han tomado para acelerar el diálogo con la oposición venezolana y ver si así pueden llegar a algo en un futuro. Como recordarás, Estados Unidos reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, pero esa medida no ha servido de mucho.

Por eso, la propia oposición venezolana le pidió a los funcionarios estadounidenses tomar la batuta para reactivar las mesas de negociación con el gobierno de Nicolás Maduro, que se estaban celebrando en Ciudad de México, pero que se suspendieron por la extradición a Florida de Alex Saab, un supuesto prestanombres de Maduro.

¿Cuáles son las medidas que tomó Washington?

Por ahora, la petrolera estadounidense Chevron ya puede negociar una licencia con la estatal venezolana PDVSA. Aunque, eso sí, aún no hay ningún permiso para que las empresas estadounidenses puedan perforar pozos petroleros en Venezuela o importar barriles de crudo. Además, distintos medios reportaron que Carlos Erik Malpica, un alto directivo de PDVSA y sobrino de la esposa de Maduro, será retirado de la lista de personas sancionadas por Washington.

¿Relajando el ambiente antes de la fiesta?

En un mes, Joe Biden va a ser el anfitrión de la Cumbre de las Américas en Los Ángeles. Sin embargo, varios líderes latinoamericanos, encabezados por López Obrador, han dicho que no asistirán si Washington no invita a todos los países del continente, incluidos Venezuela, Nicaragua y Cuba. En ese contexto, Washington relajó sus sanciones contra Caracas y La Habana.

Sin embargo, ni este cambio de actitud parecen ser suficientes para presidentes como el de Guatemala, que ayer anunció que no participará en el evento aún si le llega la invitación. Alejandro Giammattei dijo que tomó la decisión por las críticas durísimas de Washington en contra de su fiscal general, Consuelo Porras, a quien Estados Unidos señala de estarse haciendo pato en la lucha contra la corrupción.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario