Global Etiopía | Tigray | gobierno

Se reanudó la batalla campal en la región de Tigray, Etiopía

Después de algunos meses pacíficos en Etiopía, estalló una batalla campal entre el gobierno y el Frente de Liberación del Pueblo de Tigray.

Cuando se les preguntó quién fue el que empezó con la violencia, ambos lados le echaron la bolita al otro. Y es que según el TPLF, el gobierno llevaba cinco días reposicionando sus fuerzas, cual partida de ajedrez, para que el miércoles, a eso de las cinco de la mañana, iniciaran el día con una "ofensiva extensa". Por otro lado, el gobierno le echó la culpa al TPLF, por haber lanzado un ataque que ponía fin a un alto al fuego que se había acordado desde marzo.

¿Pero por qué se pelean?

La guerra comenzó a partir de otoño del 2020, justo después de que los tigrayanos desafiaron al primer ministro Abiy Ahmed, al llevar a cabo sus propias elecciones. El TPLF, un partido político bastante popular en la región, gobernó el país durante 30 años, hasta la llegada de Abiy al poder en 2018. Cuando él llegó, impulsó un nuevo partido político pan-etíope, lo que hizo que regiones como Tigray, que gozaban de una autonomía como un estado étnicamente definido, se vieran amenazadas por el sistema federal. Así, en el caso de Tigray, sus líderes se fueron a un sector montañoso de la región, en donde controlaron su propio gobierno.

Sin embargo, todo se descontroló cuando el TPLF atacó una base militar etíope en Tigray, y Abiy —que cabe señalar fue ganador del Premio Nobel de la Paz en 2019— lanzó una ofensiva militar en su contra.

“El peor desastre en la Tierra”

Así, atrás quedaron los días en que Etiopía era considerada uno de los puntos más estables de la región africana, ya que durante casi dos años se ha convertido en un campo de batalla por una guerra civil que parece no tener fin; misma que, desafortunadamente, ha terminado asesinando y desplazando a miles de civiles inocentes.

La situación es taaan crítica que el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la ha descrito como “el peor desastre en la Tierra”. Esto se debe a que, de acuerdo con un informe de la ONU, se han cometido "violaciones del derecho internacional de los derechos humanos, humanitario y de refugiados, algunas de las cuales pueden constituir crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad”. Estos han sido ocasionados, cabe aclarar, por ambos bandos.

Siiiiguen los dimes y diretes

Tristemente, este conflicto no parece tener un fin próximo, y es que mientras que el gobierno tacha al TPLF como una "organización terrorista", este miércoles el TPLF calificó a las acciones del actual gobierno como un "ataque genocida contra el pueblo de Tigray", además declararon que están listos para lanzar una contraofensiva.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario