Política | fentanilo | drogas | Washington

El fentanilo arcoíris encendió las alarmas en la frontera de México y Estados Unidos

Las autoridades temen que esta nueva presentación de la droga fentanilo sea atractiva para nuevas generaciones y aliente su consumo, que ya va en aumento.

El fentanilo es un opioide sintético, que por lo general suele utilizarse para tratar dolores intensos, así como para tratar cánceres que se encuentran muy avanzados, pero el problema aquí es que, como se trata de una sustancia que fue fabricada ilícitamente, puede ser letal en pequeñas dosis: dos miligramos es todo lo que se necesita para que la sustancia adquiera un carácter mortífero, según las autoridades sanitarias estadounidenses.

Y es que este nuevo opioide sintético es hasta 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina.

Aunque, esooo sí, es importante que tengamos en cuenta que cada persona cuenta con una complexión diferente, así que el efecto puede variar en cada usuario. Sin embargo, las autoridades de la Administración de Control de Drogas calcularon que alrededor de un kilogramo de esta sustancia podría matar a medio millón de personas.

No te dejes engañar por su dulce presentación

Una de las principales preocupaciones de las autoridades es que esta suerte de “estrategia de marketing”, es decir, el hacer la presentación tan colorida y “friendly”, pueda llevar a generaciones más jóvenes a probar este narcótico, sin dimensionar la gravedad de las consecuencias.

En Washington, por ejemplo, este nuevo tipo de fentanilo se ha visto en los últimos 18 meses, según han informado cadenas de televisión estadounidenses.

Se están vendiendo como pan caliente

Las autoridades fronterizas estadounidenses dieron a conocer que han decomisado más de 950 kilogramos de fentanilo, tan solo en el mes de julio. Nada más para que te des una idea de la gravedad del asunto, en menos de un mes las autoridades han presenciado un incremento del 200% de las cantidades que confiscan de esta sustancia. Y es que, tristemente, ya cacharon que la mayoría de esta droga o es producida en laboratorios clandestinos o es contrabandeada desde México. Los responsables de estas operaciones son, nada más y nada menos que, integrantes de las dos organizaciones criminales más chonchas del país: el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario