Fiuuuuf

En la raya, el primer ministro de Italia evitó ser destituido. 

El que la vio cerca fue el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, quien ayer logró quedarse en el puesto apenas por un pelito. La semana pasada, el político Mateo Renzi provocó una crisis política al pedirle a dos de sus compañeras de partido que renunciaran al gobierno de Conte. Eso provocó que el primer ministro tuviera que conseguir los apoyos para librar la moción de censura a la que se enfrentó ayer. ¿Y lo logró? Pues apenas sobrevivió porque obtuvo 156 votos a favor y 140 en contra, lo que le permite mantener la mayoría simple. La cosa estuvo tan cardíaca que hasta se tuvo que usar el VAR (sí, como en el fut) para revisar la legalidad del voto de un senador. Aunque Conte se salvó por ahora, todavía tiene que ir con el presidente Sergio Mattarella para discutir su futuro político porque con la mayoría tan estrecha que consiguió en el Senado, las cosas se pondrán complicadas. El pronóstico de muchos es que Giuseppe seguirá como PM los próximos días para coordinar la lucha contra el coronavirus, pero probablemente tenga que buscar formar un nuevo gobierno muy pronto.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario