Colombia en alerta roja


Los ojos del mundo se han volcado en Colombia los últimos días. El proyecto de reforma fiscal que tenía el presidente Iván Duque encendió los ánimos de millones de colombianos que tomaron las calles de forma pacífica para protestar contra la medida. Sin embargo, el gobierno no reaccionó de la mejor forma y, tras varios días de manifestaciones y represiones, ya se contabilizaban una docena de muertos. Como las noticias han corrido como el viento, aquí te dejamos una recopilación con todo lo que tienes que saber. #SOSColombia

 

Primero lo primero

Ante el golpazo que ha significado la pandemia para la economía colombiana, el presidente Iván Duque decidió echar toda la carne al asador y arriesgar el poco capital político que aún le quedaba para aprobar una polémica reforma fiscal. Muchos analistas económicos, así como varios políticos y hasta el expresidente Álvaro Uribe (pssst. el padre político de Iván Duque) apoyaron la idea del presidente y aseguraron que eso era lo que Colombia necesitaba para salir del bachecito que ha provocado el bicho. 

 

¿Los que no estuvieron de acuerdo? 

Prácticamente todo mundo. De hecho, desde los distintos sindicatos del país hasta las clases más acomodadas dijeron que la reforma tributaria solo afectaría a la clase trabajadora y a la clase media, sin realmente ayudar a superar la crisis. Entre todas las críticas, la gente señaló que la reforma subiría el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a servicios básicos, así como a alimentos y gasolina. Entre otros puntos, el texto también proponía la creación de impuestos a plásticos de un solo uso, un fondo para el cambio climático y ampliar la base tributaria. Y no es para menos que la gente no quiera más reformas fiscales, pues ya van 41 en lo que va del siglo XXI. 

 

Como el plan no gustó…

Miles de personas salieron a las calles desde el pasado miércoles 28 de abril para protestar contra este proyecto de ley, que en ese momento estaba en plena discusión dentro del Congreso. Primero con cacerolazos desde los balcones y luego con marchas y pintas en las calles, las protestas empezaron de forma pacífica en las principales ciudades colombianas. 

 

Pero las cosas se salieron de control

Digamos que el gobierno de Iván Duque tuvo la manita muy acelerada y empezó a “controlar”, de forma totalmente desproporcionada, algunos actos vandálicos que se registraron en medio de las protestas mayoritariamente pacíficas. Ahí fue cuando tomo se empezó a descontrolar y se registraron los primeros asesinatos contra los manifestantes, muchos cometidos por agentes de seguridad pertenecientes a los Grupos de Operaciones Especiales. 

 

Y entonces…

El sábado 1 de mayo, en pleno Día Internacional del Trabajo, el presidente Iván Duque desplegó al Ejército a las calles para patrullar la zona y evitar más destrozos por parte de los manifestantes violentos, la gran mayoría de ellos, infiltrados en las marchas. Obvio, la medida enfureció a más de uno, consciente de los problemas que ocurren en Colombia cuando los militares son enviados a las calles. 

 

¿La nueva decisión? 

A Duque no le quedó de otra más que recoger cable y pedirle al Congreso que cancelara la discusión de esta reforma. Un día después de haberla cancelado, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, presentó su renuncia. Él fue la mente maestra detrás del proyecto así que, para “poder construir consensos más rápido”, mejor se bajó del barco. Con todo y esto, el presi Iván Duque buscó lanzar otra reforma fiscal, aunque ahora con más apoyos políticos, algo que prácticamente imposible porque digamos que Duque no está siendo el chico más popular del cole estos días. 

 

A pesar de esto…

El Comité Nacional de Paro anunció que las protestas seguirían por todo el país, a pesar de la cancelación de la reforma tributaria para que el gobierno respete “las garantías y libertades democráticas”. Peeeero… parece que Iván Duque se hizo de oídos sordos y continúo la represión policial contra los manifestantes.

 

¿Nivel? 

Hasta el lunes 4 de mayo,  la Defensoría del Pueblo reportó que ya van 18 civiles y un policía muertos en las protestas. Pero eso no es todo porque Temblores ONG, una organización colombiana que trabaja por los derechos humanos y la justicia social, alertó que se habían registrado más de 1,181 casos de violencia policial desde que iniciaron las manifestaciones. Entre ellos, la organización contabilizó 761 detenciones arbitrarias, 142 víctimas por violencia física, 56 casos de disparos de arma de fuego y 9 víctimas de violencia sexual. 

 

Cali, el epicentro de la tragedia

Todos los puntos de Colombia han vivido escenas de terror en los últimos días, pero Cali se ha robado las portadas no solo por la durísima respuesta de las autoridades, pero por la resistencia de sus habitantes que no han parado de exigir que se respeten sus derechos. En esta ciudad el Escuadrón Móvil Antidisturbios ha actuado con tal fuerza que hasta un estudiante de 16 años fue asesinado. A pesar de esto, los habitantes se han organizado y ya avisaron que no pararán con las manifestaciones. 

Ante esto, miles piden un cambio

Entre los temas que se han convertido en un grito de guerra para la gente de Colombia está una reforma policiaca, para tratar de eliminar la represión que algunos cuerpos policiales del país parecen tener tatuada en su ADN.  Y es que en Colombia, la policía forma parte del Ministerio de Defensa, así que muchos aseguran que los policías son entrenados para luchar contra las guerrillas en un conflicto armado, sin involucrar un entrenamiento que respete y proteja a los derechos humanos. Así que la nueva exigencia de la ciudadanía es que la Policía Nacional y las instituciones de seguridad colombianas se reestructuren y pasen a ser civiles, ya no militares. 

 

Y ahí viene otra reforma

El gobierno ya está cocinando una reforma a la salud que busca centralizar muchísimos de los servicios médicos, al punto que varios analistas señalan que podría poner patas pa’ arriba el derecho de los colombianos a recibir tratamientos dignos y gratuitos. A esto se suma el viejo enojo contra un gobierno polarizante y las amenazas contra defensores de derechos humanos.  Así que, lo más probable, es que las tensiones en Colombia sigan por un rato más. 

Vía: El País, The Guardian, Temblores ONG, Noticias Canal 1, La Cola de Rata, France 24, La Oreja Roja, La Silla Vacía, BBC y Razón Pública.




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password