Eso de las facturas falsas…


Ilustración

El 15 de octubre la Cámara de Diputados aprobó unas reformas para que la generación, compra, expedición y adquisición de facturas falsas sea considerada delincuencia organizada.

¿Su objetivo? 

La idea es que la facturación falsa y la defraudación fiscal sean tipificados como delitos de prisión preventiva oficiosa. Con esto, se va a castigar a las empresas que vendan o compren facturas para encubrir operaciones ilegales y no pagar impuestos. Y sí, el tema unrge bastante, pues según los diputados de la Comisión de Justicia, Marco Antonio Medina Pérez y Rubén Cayetano García, el Estado ha perdido casi dos billones de pesos por defraudación fiscal.

¿Tu empresa o tú generan facturas?

Esto es lo que tienes que saber:

  • Las personas que expidan, vendan, compren o adquieran comprobantes fiscales que respalden operaciones inexistentes, falsas o simuladas van a se casrtigadas con entre dos y nueve años de cárcel.
  • La pena de prisión no solo va a ser para las personas que usen las facturas falsas, sino para los que, por medio de un tercero, utilicen o expidan los comprobantes fiscales falsos.
  • Las personas que publiquen o permitan anuncios para la compra de facturas falsas, también van a recibir un castigo de dos a nueve años de cárcel.
  • La defraudación fiscal y la compra-venta de facturas falsas van a ser consideradas como delincuencia organizada cuando la cifra de lo defraudado o el valor de los comprobantes fiscales sea arriba de 7,804,230 pesos.
  • Los servidores públicos que hagan facturas falsas o defrauden fiscalmente van a tener que dejar su cargo y no van a poder trabajar en gobierno al menos durante un año (y máximo durante 10).
  • Además, los funcionarios públicos van a poder ser castigados con hasta seis años de cárcel si cometen o participan en un delito fiscal.

La respuesta de los empresarios

Pues no tomaron muy bien la reforma. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ya dijo que se va a amparar porque considera que con ella va a empezar una nueva era de “terrorismo fiscal”.


Vía: Animal Político y El Financiero




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password