Fábrica de culpables


Ilustración de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Como parte una beca de periodismo de investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), La Silla Rota hizo una investigación en la que analizó 25 expedientes judiciales, estadísticas oficiales y testimonios y encontró algo preocupante: durante la administración del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, se fabricaron falsos culpables (o sea, acusados inocentes) con ayuda del Poder Judicial. ¿El objetivo? Aumentar el número de sentencias de condenas para elevar los índices de eficiencia del estado y defender los avances del gobierno de Eruviel en temas de seguridad pública.

Una situación complicada

Eruviel Ávila Villegas

Resulta que entre el primero y el quinto año de la administración de Eruviel Ávila, los secuestros se duplicaron y entre septiembre de 2015 y noviembre de 2016 se denunciaron 2,080 homicidios dolosos (la cantidad más alta en los últimos años). Para que te des una idea de la magnitud del problema de la inseguridad, Javier Martínez Cruz, especialista del Instituto de Estudios Legislativos, dijo que durante el gobierno de Ávila el Estado de México tenía las cifras más altas en algunos delitos a nivel nacional como el secuestro, el robo de vehículos, la trata de personas y la violencia de género. Tanto que en 2016, el INEGI ubicó al estado con la peor calificación de la percepción de inseguridad entre ciudadanos.

¿Cómo se crearon los falsos culpables?

El Ministerio Público (MP) usó cinco métodos para hacerlo: manipuló testigos (o dejó que en algunos casos ni hubiera), torturó y sobornó a personas, sembró evidencias y pasó por alto la falta de pruebas científicas y técnicas para respaldar las acusaciones. Para poder entender este problema hay que dividir la responsabilidad en dos partes: la Fiscalía y el Poder Judicial. La primera fabricó los casos desde el Ministerio Público y la segunda, dio por buenas las evidencias que el MP presentó, aunque hubiera irregularidades en los expedientes.

Los que encontró la investigación

  • Al 70% de los detenidos se les inició un proceso judicial, fueron sentenciados y ahora cumplen una pena tras las rejas.
  • En el 40% de los casos, los detenidos fueron víctimas de tortura, pues la policía los obligó a decir que eran culpables y que formaban parte de una organización criminal.
  • En el 60% de los casos, los acusados dijeron que se había sembrado evidencia (principalmente armas).
  • Según información de la Fiscalía mexiquense: ciudadanos denunciaron a 1,181 agentes del Ministerio Público local por irregularidades.
  • Se iniciaron 3,291 denuncias contra jueces y 78 contra magistrados entre 2011 y 2018.
  • Los distritos que tuvieron todas estas irregularidades fueron Ecatepec, Naucalpan, Chalco y Texcoco.

¿Y todo esto para qué?

A 12 días de que terminara el sexenio de Eruviel Ávila, la situación ya había cambiado, al menos para el gobernador. Según los números de su administración, para el 3 de septiembre de 2017 el Estado de México ya era uno de los cuatro estados con mayor capacidad para atender las demandas por inseguridad pública. Pero, ¿a qué precio? A costa de los acusados inocentes y de las cientos de quejas por actos de corrupción, omisión, presión, manipulación, irregularidades, trato inadecuado y fallas administrativas.

¿Lo preocupante?

Actualmente, Fernando Ulises Cárdenas Uribe (el funcionario de la Fiscalía de Edomex que le pidió a sus empleados que inventaran delitos a los detenidos) continúa siendo fiscal central jurídico con Alfredo del Mazo, el gobernador priista.


Vía: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password