¿Qué es eso de la revocación de mandato?


Primero lo primero 

La revocación es una figura de democracia directa en la que los ciudadanos eligen si un funcionario público, electo popularmente, continúa su mandato. ¿Es decir? Le da a un ciudadano el poder de calificar a su representante y decidir si lo mantiene en su cargo, una vez que haya pasado la mitad de su administración. En específico, en México se está proponiendo que el presidente de la República, los diputados federales, senadores, gobernadores, diputados locales, integrantes de ayuntamientos, el jefe de Gobierno de la capital y los integrantes de las alcaldías puedan estar sujetos a este proceso.

¿Quiénes pueden pedir una revocación?

La idea es que la puedan solicitar: el propio presidente,  33% de los integrantes de las Cámaras de Diputados o de Senadores, o el 3% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. Para que te des una idea, actualmente, este porcentaje representa alrededor de 2.6 millones mexicanos y contrasta con los más de 30 millones que eligieron a AMLO como presidente.

Más detalles

El Senado ya se puso de acuerdo para que la revocación de mandato de López Obrador se haga a principios de marzo de 2022 y para que sea válida tiene que participar al menos un tercio de los ciudadanos inscritos en la lista nominal. Además, en caso de que la mayoría de los ciudadanos decidiera sacar al presidente, el secretario de Gobernación tomaría su lugar hasta que las Cámaras de Diputados y Senadores eligieran al sustituto que terminaría su sexenio.

Los pros y contras

Por un lado están las personas que defienden la idea de “el pueblo pone y el pueblo quita” y de que la revocación es un instrumento a favor de la democracia. Del otro lado están las que dicen que la revocación podría tener consecuencias negativas, como la desestabilización política o la poca legitimidad que tendría el presidente sustituto.


Vía: IMCO y El Financiero




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password