Global Haití | Ti Makak | embajador

Un grupo armado de Haití asesinó a un excandidato presidencial

Después de que un grupo criminal de Haití asesinó a un excandidato presidencial, la comunidad internacional se encuentra planteando una intervención extranjera.

Cabe mencionar que, este mes, las Naciones Unidas denunciaron que la violencia de las pandillas criminales en Haití ha provocado el desplazamiento de unas 96,000 personas, y es que estos grupos no solo han logrado bloquear la principal terminal de combustible del país, sino que, con ello, provocaron el colapso de servicios básicos. Si de por sí esta es una situación bastante delicada, ahora súmale el brote de cólera y la hambruna que se encuentra arrasando contra la poca estabilidad del país.

¿Qué planean hacer las autoridades al respecto?

La cosa está taaaaan pesada, que el embajador haitiano en Estados Unidos, Bocchit Edmond, no tuvo de otra más que pedirle a la comunidad internacional que les echen la mano para lidiar con la situación a través de una intervención armada. Ahora bien, si nos echamos un clavado a la historia de este país nos daremos cuenta que, por lo general, las intervenciones extranjeras han jugado un papel protagónico en la solución de conflictos de este país insular; aunque eeeeso sí, existen algunos críticos que alegan que dichas intervenciones no ha servido de nada, sino que lo único que han provocado es desestabilizar aún más al país. Y es que, durante la última intervención de este tipo que llegó a Haití, se reportaron numerosos casos de abuso sexual.

Ante esa perspectiva, Edmond salió a decir lo siguiente: “Entiendo que ha habido errores y estoy seguro de que hemos aprendido de ellos, y podemos ver cómo podemos hacer las cosas de manera diferente. Lo único que diré es: miren la situación de Haití, porque tienen una población que está indefensa frente a las bandas armadas, que tienen un poder de fuego muy superior al de la policía nacional”.

La ayuda ¿está en camino?

Al respecto, durante los últimos días, una delegación canadiense se lanzó a Haití para evaluar qué tan grave está la situación. Acto seguido, después de que los funcionarios regresaran a tierras canadienses, se negaron a comprometerse si su país se uniría a la estrategia que planteó Estados Unidos. Lo único a lo que Trudeau se limitó a decir que: “antes de establecer cualquier tipo de misión, necesitamos ver un plan de acción claro”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario