Opinión House of the Dragon | Game of Thrones | mujer

House of the Dragon: Lista para sobreponerse al final de GoT

Si HBO no la vuelve a regar, House of the Dragon va a ser una serie que disfrutarás de inicio a fin. Vas a ver harto drama y, sobre todo, muchos dragones.

El fiasco de final de Game of Thrones (GoT) tuvo un gran impacto en mi vida. En serio: fueron cuando menos dos cenas navideñas bajo la regla de no hablar de política, de futbol, de religión y, mucho menos, de GoT. Sin embargo, en cuanto anunciaron House of the Dragon (HoD) algo en mí encontró tranquilidad: HBO, en su loable y honrosa causa de llenarse de varo, no se atrevería a repetir semejante catástrofe —el primer paso fue anunciar que los productores de Juego de Tronos no estarían involucrados en la nueva serie—.

Ahora ya tuve la oportunidad de ver el primer capítulo de la serie y… me gusta. Sí, me gusta. Independientemente de que tenga mis conflictos —porque ese es mi deber—, este capítulo promete no sólo una temporada digna para los fans, sino una serie con muchísimo potencial —y una historia de origen cerrada de inicio a fin, lo que reduce muchísimo el margen de error—.

¿De qué va el capítulo?

En "The Heirs of the Dragon" vimos la base de lo que será toda la serie de HoD: un conflicto alrededor de lo inaudito de que una mujer esté en el Trono de Hierro. Todo se sitúa a casi 200 años de los hechos de Juego de tronos, mientras los señores dragón aún gobernaban Poniente.

El capítulo muestra a la protagonista, Rhaenyra Targaryen, la única hija del rey; a Daemon, el hermano menor del rey Viserys, y el único heredero varón; y el dilema que definirá el resto de la serie: el embarazo de la reina y la última oportunidad del monarca para tener un hijo a quien heredar su trono.

¿Cuáles son los principales aciertos de la serie?

"The Heirs of the Dragon" es un gran primer capítulo. Su mayor mérito es aprovechar ocho temporadas de GoT donde ya se construyó un universo sólido, para ahora, en lugar de establecer un mundo, dedicarse a construir los cimientos de una trama consistente: nos presenta a los personajes en torno a los que girará la serie y comienza a tejer todos los conflictos entre ellos.

Me parece, también, que la forma en la que construye a los personajes, desde tan temprano, es brillante: Un Daemon complejo y con harta textura, y un rey Viserys que, en palabras de George R. R. Martin, es incluso mejor que el de los libros.

Y por último, el capítulo está plagado de referencias para que los fans —los ñoños como su servidor—, podamos degustar y recordar por qué amamos tanto este universo —y, ¡por Dios! Un escudo dorado que anticipa absolutamente tooodooo—.

¿Qué puntos me preocupan?

Una de las principales críticas hacia la serie Game of Thrones, además de las evidentes, fue el nivel desmedido de violencia que ejerció contra sus personajes femeninos —lo cual es una pena, porque en los libros Martin escribió a dichos personajes con un peso narrativo y un empoderamiento increíble—. Debido a esto, desde que se anunció la nueva serie, los desarrolladores afirmaron que el rol de las mujeres en HoD sería muy diferente.

Aunque de momento han cumplido su promesa —en su mayoría—, la "Danza de los Dragones" —la guerra que relatará la serie—, pese a tener personajes femeninos harto importantes, también es una en la que, por decir lo menos, muchas no salen bien paradas. Es decir: la línea entre errar y no hacerlo es muy delgada.

El principal ejemplo que puedo poner es la escena del parto de la reina Aemma: un momento clave para el desarrollo de la historia, por lo que retratarlo de forma tan impactante es vital; sin embargo, ya que se trata de una mujer diciendo explícitamente que no quiere que se le realice una cesárea —al menos una bastante medieval—, que es ignorada, con tal de que el rey consiga un heredero, es algo peligroso de representar gráficamente. Se trata de poner sobre la mesa cómo la decisión de una mujer es ignorada, cuando el debate sobre el derecho a decidir está tan presente.

Por otra parte, considerando lo que pasará con los personajes de Alicent y Rhaenyra… agradecí mucho enterarme que hay otro par de actrices para la caracterización de sus personajes mayores.

Por último: ¿qué puedes esperar de la serie?

Desde la ñoñería que profeso tan religiosa y rigurosamente, me puedo dar el lujo de asegurarte, querido o querida lectora, que, si HBO no la vuelve a regar, House of the Dragon va a ser una serie que disfrutarás de inicio a fin. Vas a ver disputas familiares, conflictos políticos, harto drama y, sobre todo, muchos, pero muchos, dragones. Toma asiento, porque los institucionalizados domingos de GoT volverán a nuestras vidas y totalmente valdrán la pena.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario