Huele a compló

En Rusia las sospechas de que el gobierno esté tratando de callar a sus opositores están al 100 después de que Alexei Navalny, un crítico de Putin, terminara en coma. ¿Qué pasó? Muchos creen que fue envenenado con el té que tomó en un aeropuerto de Siberia, antes de abordar un vuelo a Moscú. En el avión, Navalny se sintió súper mal y el capitán tuvo que aterrizar de emergencia. Por lo pronto, el activista está conectado a un respirador en terapia intensiva, pero todo se está poniendo más confuso porque, al parecer, el hospital no quiere publicar los resultados que confirmarían el envenenamiento.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario