Global Hungría | Viktor Orbán | Primer ministro

Primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, causa polémica por comentarios racistas

Viktor Orbán, primer ministro que pertenece a la extrema derecha, aseguró que en Hungría "no son una raza mixta".

Alguien no tuvo reparo en competir en la categoría del “comentario más racista del año” y, hasta ahora, puede que se lleve el podio. Este es el caso del primer ministro de extrema derecha de Hungría, Viktor Orbán, quien se aventuró a arremeter contra la “mezcla de razas” entre europeos y no europeos.

¿Qué fue lo que dijo?

“Nosotros [los húngaros] no somos una raza mixta… y no queremos convertirnos en una raza mixta”, dijo Orbán el sábado. Agregó que los países donde se mezclan europeos y no europeos “ya no son naciones”.

Por supuesto que esto provocó indignación en los opositores a su gobierno, además del coraje que pasaron varios políticos del viejo continente.

En Twitter, la diputada del parlamento europeo, Katalin Cseh, se dirigió a personas de origen mixto en Hungría: “Tu color de piel puede ser diferente, puedes venir de Europa o más allá, pero eres uno de nosotros y estamos orgullosos de ti. La diversidad fortalece a la nación, no la debilita”.

https://twitter.com/katka_cseh/status/1550825626453643265

Mientras que el eurodiputado rumano Alin Mitua también respondió enojado a los comentarios de Orbán. “Hablar de 'pureza' racial o étnica, especialmente en una región tan mixta como Europa central y oriental, es puramente engañoso y peligroso. Y también el señor Orbán”, escribió en Twitter.

Embed

Lo peor de todo es que esta no es la primera vez que Orbán realiza este tipo de comentarios, a pesar de que lleva en el poder desde 2010, parece ser que este mandatario aún no ha entendido lo que significa ser “políticamente correcto” y, como consecuencia, le han llovido centenares de críticas por parte de la Unión Europea. Su gobierno no sólo ha sido acusado de apoderarse de gran parte de los medios de Hungría, sino además de ejercer una influencia indebida sobre el sistema judicial y electoral, así como supervisar el enriquecimiento de los oligarcas con conexiones políticas.

Y para que termine de caernos mal…

Así mismo, Orbán espera que las elecciones italianas de septiembre den paso a una coalición de derecha, y también está alentando el regreso de Donald Trump en 2024. Mientras tanto, parece probable que la batalla de Orbán con las instituciones europeas se intensifique aún más. La Unión Europea ha congelado varios miles de millones de euros de fondos de recuperación destinados a Hungría por preocupaciones de corrupción y estado de derecho. El duro discurso de Orbán puede ser una señal de que el gobierno húngaro ha desistido de recibir los fondos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario