I will survive ✌


Eddie Keogh/Reuters

Ayer, Theresa May pudo darse un respiro después de sobrevivir al último golpe de sus oponentes.

¿Más lento?

La primera ministra del Reino Unido se enfrentaba a una “moción interna de confianza” en la cual, los diputados tenían que votar para decidir si continuaba o no, liderando al Partido Conservador. Todo esto empezó porque algunos miembros del Gobierno británico no están muy contentos con la forma en la que May ha manejado las negociaciones sobre el Brexit y por eso, en estos días, 48 diputados de su partido presentaron cartas con las razones por las que querían un cambio de dirección. Como resultado, ayer en la madrugada, el Comité 1922 del Parlamento británico puso en marcha un mecanismo interno para cuestionar el papel de May como líder de los conservadores.

A votar se ha dicho

Horas después, la mayoría de los diputados conservadores (200 contra 117) votó para respaldar el liderazgo de la primera ministra en el partido. ¡Fiuf! Esta fue una muy buena noticia para May, pues de lo contrario habría dejado de ser la líder de su partido y el Gobierno hubiera tenido que realizar un proceso para elegir a un nuevo primer ministro. Sin embargo, no todo fueron buenas noticias pues aunque ella seguirá en el poder, su acuerdo del Brexit sigue sin tener el apoyo del Parlamento.

¿Y entonces?

Después de ganar el voto de confianza, May seguirá negociando para que el Reino Unido abandone la Unión Europea de la mejor manera posible. Además, la líder conservadora le tenía una sorpresa a los miembros del Parlamento, pues también ayer, anunció que no será la candidata de su partido en las próximas elecciones de 2022.

0 Comments

Leave a Comment




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password