Política | Inés Gómez Mont | FGR | fraude fiscal

Un amparo libró a Inés Gómez Mont de una órden de aprehensión

Una jueza federal otorgó un amparo que congelará una de las órdenes de aprehensión que la FGR impusó contra Inés Gómez Mont por fraude fiscal.

Tú pon el café, mientras te contamos

Este jueves —10 de noviembre— la jueza federal Rosa Montaño Martínez le dio un respiro a la exconductora de TV Azteca, Inés Gómez Mont, después de que le otorgó un amparo para congelar una orden de aprehensión que traía encima, desde octubre del año pasado, por el presunto delito de fraude fiscal. Y es que, ante los ojos de la jueza, las autoridades no cuentan con las pruebas suficientes para incriminarla por el fraude de 12 millones de pesos de impuestos sobre la renta en el ejercicio fiscal de 2014.

Tiene otro asunto pendiente

A pesar de que este amparo le quitó a Inés una orden de aprehensión de encima, todavía sigue siendo perseguida por la justicia, ya que cuenta con otra acusación y órden de aprehensión por presuntos desvíos de recursos públicos y delincuencia organizada. Así como su esposo, el abogado Víctor Manuel Álvarez Puga.

Así está la cosa: Desde finales del año pasado, un juez emitió una orden de aprehensión contra Inés Gómez Mont y su esposo, por presuntos desvíos de recursos públicos realizados el sexenio pasado, desde las oficinas de la Secretaría de Gobernación. Esta ha sido una acusación de la Fiscalía General de la República (FGR).

El caso es que, la FGR se dio cuenta de que más de 2 mil 500 millones de pesos de la Segob fueron transferidos a una empresa —que resultó ser igual de fantasma que Gasparín—, llamada Seguridad Privada, Inteligencia Cibernética, SA de CV, disque para el equipamiento del centro de vigilancia de los penales federales.

Corte B: esta misma empresa movió el dinero a oootras empresas —también fantasmas— así como a algunos terceros, entre los cuales ¿adivina quién se supone que está? Sip, Inés Gómez Mont. Se cree que ella recibió dinero de dos empresas, que en total suman poco más de 14 millones de pesos: un primer monto de 7 millones 395 mil pesos, por parte de Tangamanga, y un segundo de 7 millones 448 mil 816 de pesos, por parte de Gupea.

Por otro lado, su esposo Álvarez Puga también salió en la lista, ya que supuestamente recibió menos de 250 mil pesos.

Esta acusación de la FGR le valió a la pareja la orden de aprehensión que está vigente.

Libraron una acusación importante

Y es que, la misma FGR acusaba a la pareja de ser la cabeza intelectual de este desvío masivo de dinero. Pero el juez federal encargado de llevar el caso concluyó que, si bien las pruebas indicaban que la pareja se había visto beneficiada por este fraude, lo que no se podía comprobar era que había sido la que organizó el desvío, ya que, según sus cuentas bancarias, únicamente recibieron menos del 1% del monto robado.

Esta diferencia resulta crucial ya que, según con lo establecido en el Código Penal, los líderes de este tipo de delitos podrían encarar una sentencia de hasta 40 años tras las rejas, mientras que si únicamente fueron beneficiados la pena se reduce a la mitad.

Pero la situación fue subiendo de tono después de que ambos personajes, quienes se declaran inocentes, se fugaron del país, ya que la Interpol intervino en el asunto y emitió una ficha roja internacional, a petición de la FGR y que sigue latente, para que las autoridades de más de 190 países puedan detenerlos.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario