Global informe | Xinjiang | China

La ONU volvió a retrasar el informe sobre las atrocidades en Xinjiang

Michele Bachelet dijo que no podrá publicar un informe donde se detallan los abusos de derechos humanos que realiza China en la comunidad uigur.

En caso que se te haya olvidado…

Esta es la última semana que Michelle Bachelet estará trabajando en las Naciones Unidas como la máxima funcionaria de derechos humanos, un cargo que lleva ejerciendo desde el 1 de septiembre del 2018. Durante estos últimos cuatro años, la funcionaria ha cumplido varias de las promesas que ha realizado, pero le falta cumplir una muy importante: la publicación de un informe, que llevamos esperando por más de tres años, en donde por fiiin evidencíen los abusos cometidos en Xinjiang.

¿Kestapasanda en China?

Esto es lo que seguramente has de estar preguntándote. Pues resulta que, desde hace algunos años, han surgido varias acusaciones de diversos países, organizaciones, académicos y activistas, donde acusan al gigante asiático de violar los derechos humanos de los uigures, una minoría que se encuentra asentada en la provincia noroccidental de Xinjiang. El caso es que esta región ha sido sujeta a sangrientos atentados que son cometidos por las mismas autoridades de Pekín. Asimismo, se acusa a las autoridades pekineses de haber internado a más de un millón de uigures y miembros de otras etnias musulmanas locales en "campos de reeducación" en Xinjiang, así como de haberles impuesto "trabajos forzados" y hacerles "esterilizaciones". Aunque, ooobviamente, el gigante asiático se niega a aceptar dichas acusaciones.

Han pasado 84 años...

Durante una rueda de prensa que se llevó a cabo este jueves 25 de agosto, un periodista cuestionó a la alta comisionada de la ONU y le pidió que, por favor, explicara por qué se está tardando tanto en publicar este informe, a lo que ella contestó que “necesitaba tiempo para integrar la nueva información obtenida en su visita de mayo y para revisar las aportaciones de China sobre el contenido del informe”.

Se desató la tormenta de críticas

Muchísimas personas criticaron la respuesta de Bachelet. Las que más destacaron fueron las que realizó Sophie Richardson, la directora para China de Human Rights Watch, que calificó la respuesta de Bachelet como "lamentablemente inadecuada" dada la magnitud de los abusos; así como el comentario que realizó la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard, quien dijo que “la negativa de Michelle Bachelet a denunciar los crímenes de lesa humanidad del gobierno chino ha traicionado a incontables víctimas y sobrevivientes”.

Dejarse presionar, o no… he ahí el dilema

Ante toda esta polémica, Bachelet reconoció que había recibido una carta firmada por unos 40 países en donde le pedían atentamente que por favor no publicara el informe, mientras que, por otro lado, tuvo “una enorme cantidad de reuniones” con los representantes de oootros países que le pedían publicar el informe ASAP. Como era de esperarse, la pobre mandataria chilena terminó mareada con tanta solicitud y como “en serio” sí quiere lanzar el informe antes de que acabe su mandato, concluyó la rueda de prensa diciendo que “está trabajando fuertemente para hacer lo que prometió”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario