Global Israel | Benjamin Netanyahu | Jerusalén

Tensión tras la visita del ministro de Seguridad de Israel a un sitio sagrado de Jerusalén

La visita de un polémico ministro del nuevo gobierno israelí a una zona sagrada para los musulmanes está poniendo las tensiones al máximo.

Nuevo año, nuevos conflictos

Todavía ni cumple una semana el nuevo gobierno de Benjamín Netanyahu y la situación del gobierno de Israel con las comunidades palestinas ya anda tensa. Fíjate que, durante el pasado jueves —29 de diciembre— el nuevo primer ministro regresó al poder por sexta vez, convirtiéndose así en el líder que más años ha estado gobernando el Estado judío, con un total de 15. Como recordarás, la polémica de su gobierno comenzó desde que dio a conocer el line up de su gabinete político, pues a Netanyahu se le hizo buena idea poner en sus filas a los políticos más derechistas, radicales y conservadores del país.

Ante esto, muchísimas personas comenzaron a preocuparse por las decisiones que la nueva administración del primer ministro pudiera tomar. Imagínate los nervios que experimentó el país cuando se enteró que el político extremista Itamar Ben Gvir —un individuo que, hace unas cuantas lunas, fue condenado por incitación al racismo y apoyo a una organización terrorista— pasó a convertirse en el nuevo ministro de Seguridad Nacional de Israel. ¿Esto que quiere decir? Que ahora este señor tiene a la policía bajo su control. Y como se esperaba, Ben Gvir ya empezó a causar problemas, agitando aún más el histórico conflicto israelí-palestino.

¿Pues qué hizo?

Resulta que este martes —3 de enero— se le hizo fácil irse a dar un rol a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén. Un lugar ubicado en una colina en la que se encuentra tanto el Monte del Templo —considerado como el santuario más sagrado para los judíos, ya que dentro de una de las paredes de Al-Aqsa se encuentra el Kotel, o Muro de los Lamentos—, como la Explanada de las Mezquitas —considerado como el tercer lugar más sagrado para los musulmanes—.

Es justo por esta razón que todo lo que ocurre allí tiene que ser tratado con pinzas para evitar problemas. Y fue justo lo que no hizo el ministro de Seguridad israelí, que rompió el status quo vigente desde hace décadas, que dicta que ningún político israelí debería visitar la Explanada. Imagínate que la última vez que una situación como esta ocurrió fue en el año 2000, cuando Ariel Sharon —el entonces líder de la oposición— se dio un rol por este lugar rodeado de cientos de policías. Y, si nos echamos un clavado a la historia de la región, nos daremos cuenta que esta visita es considerada como un factor que desencadenó la Segunda Intifada palestina, que dejó a casi 4,500 personas muertas.

¿Ahora entiendes por qué esta visita provocó tantos ceños fruncidos? A esto súmale que a Ben Gvir se le hizo buena idea subir una foto a Twitter en la que sale él dando el rol por el sitio y, en la caption escribió: "El Monte del Templo está abierto a todos. Aquí vienen musulmanes y cristianos, y sí, también judíos, y si Hamas piensa que si me amenaza, eso me disuadirá, será mejor que entiendan que los tiempos han cambiado”.

¿Qué repercusiones tuvo todo esto?

Como era de esperarse, el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, Mohamed Sstayyeh se enojó mucho y condenó el hecho, el cual calificó como un “ataque flagrante” al lugar sagrado. Palabras más, palabras menos, fue lo mismo que salieron a decir los gobiernos de Francia, Egipto, Jordania y hasta Emiratos Árabes, que estableció relaciones diplomáticas con Israel hace poco.

Incluso dentro de Israel, la gente está molesta. Medios locales dijeron que Itamar Ben Gvir desobedeció las órdenes del primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien le había pedido no ir al Monte del Templo. Por su parte, el ex primer ministro israelí, Yair Lapid, dijo que estas cosas pasan cuando le confías al “hombre más irresponsable de Oriente Próximo el lugar más explosivo de Oriente Próximo”.

Las milicias islámicas de Hamas y la Yihad Islámica, que controlan la Franja de Gaza, también reaccionaron al asunto y dijeron que la acción del ministro de Seguridad Nacional nada más le “echa leña al fuego”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario