Global Itaewon | Seúl | Corea del Sur

¿En qué fallaron las autoridades durante el colapso humano en Itaewon?

Después de la trágica avalancha humana en Seúl, salieron a la luz cuáles fueron las fallas que tuvieron las autoridades antes, durante y después de la tragedia.

Semana de luto e investigaciones después…

Han pasado dos semanas y cachito desde que ocurrió la trágica avalancha humana en la capital de Corea del Sur, Seúl, que desafortunadamente cobró la vida de más de 150 surcoreanos, precisamente en el barrio de Itaewon. Además, casi 200 personas resultaron heridas.

Una tragedia que se pudo haber prevenido

Aunque bien dicen que el “hubiera” no existe, resulta decepcionante que las autoridades surcoreanas se hicieran omisas ante las numerosas red flags que se veían desde antes que comenzaran las fiestas de Halloween en Itaewon.

Una de ellas es que se trataba de la primera fiesta post pandemia en la que los asistentes ya no tenían la obligación de portar cubrebocas o considerar la sana distancia, por lo que se esperaba que mucha gente asistiera al barrio conocido por sus restaurantes y bares —o sea, su vida nocturna—. De hecho, en la última fiesta de Halloween que se realizó en 2020, las autoridades policiales ya habían reportado preocupaciones por posibles “muertes por aplastamiento”.

Aún así, para la reunión de este año, las autoridades decidieron desplegar únicamente a a 137 oficiales —de los cuales 52 de eran detectives que fueron mandados para vigilar que no se cometiera ningún delito relacionado con las drogas— para contener el flujo de 13,000 asistentes.

Tardaron en reaccionar

La primera llamada que se realizó a la línea directa de emergencia del país fue a las 18:34 horas, donde se reportó "un caos total" y una multitud "fuera de control"; sin embargo, las autoridades no actuaron en ese momento. Fue hasta las 22:15 cuando finalmente las autoridades tomaron en serio estas llamadas de auxilio, según los reportes. En ese momento el congestionamiento de personas estaba en su auge.

Imagínate el teléfono descompuesto para que hasta las 23:01 horas, el presi surcoreano y su ministro del Interior —encargado de policías y bomberos— se enteraran de lo que estaba ocurriendo. Fue casi hasta la medianoche cuando las autoridades emitieron alertas a los teléfonos donde pedían a los ciudadanos que evitaran Itaewon.

Un rescate descoordinado

Una vez que la avalancha empezó, el personal de emergencia tardó de 26 a 31 minutos en comenzar a evacuar a las personas de manera efectiva, estipula uno de los informes. Mientras que, según los testimonios de algunas víctimas, muchas personas quedaron atrapadas durante más de una hora antes de que los rescatistas las alcanzaran.

Fue a las 23:22 horas que los rescatistas empezaron a sacar a personas heridas e inconscientes de la multitud, dándoles la atención médica inmediata que pudieron.

Una ola de hate contra las autoridades surcoreanas

Mientras que los surcoreanos expresaron gratitud a los rescatistas, enviando desde pollo frito y mandarinas a la estación de policía de Itaewon e inundando las redes sociales con agradecimientos, una respuesta muy distinta están recibiendo los altos funcionarios surcoreanos. Durante las últimas semanas, los ciudadanos han salido a las calles para denunciar lo ocurrido bajo la consigna: “¡La forma de conmemorar a las víctimas es que ustedes renuncien!”.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario