Global Italia | asesinato | Alika Ogochukwu

Conmoción en Italia tras el asesinato de un vendedor nigeriano a plena luz del día

En plena mañana y frente a una multitud que no hizo nada, asesinaron en Italia a una persona nigeriana con discapacidad, que era vendedor ambulante.

“Primero deja tomo una selfie”

Una multitud de testigos que presenció dicha escena, en vez de hacer algo por ayudar a separar esta pelea, optaron por quedarse grabando, durante cuatro minutos, el asesinato para después publicarlo en sus redes sociales.

Como era de esperarse, numerosas personas y organizaciones manifestaron su descontento ante la reacción que tuvieron las y los testigos en dicha escena. Entre ellos, Patrick Guobadia, vice secretario de una asociación que representa a Nigerianos en Italia, comentó: "Condenemos el hecho en sí mismo y el comportamiento de las personas que se quedaron al margen y vieron cómo mataban a una persona discapacitada con una muleta y lo filmaron (en lugar de intervenir). Es vergonzoso". Esta indiferencia es "aterradora”, agregó.

¿Dónde está la polizia cuando más se necesita?

Desafortunadamente, esta no es la primera vez que la localidad de Civitanova ha sido testigo de crímenes atroces que se realizan en contra de inmigrantes. Y aunque la policía italiana ya logró dar con el agresor, quien por cierto lleva el nombre de Filippo Ferlazzo, las autoridades llegaron demasiado tarde para salvar la vida de Alika Ogochukwu.

Sin embargo, parece ser que la justicia hará de las suyas con Ferlazzo, ya que se encuentra detenido por cargos de homicidio y robo.

¿Y los políticos?

Numerosos políticos —tanto de derecha como de izquierda— no tardaron en criticar y denunciar lo sucedido. “El asesinato de Alika Ogorchukwu sobrecoge. La ferocidad inaudita. La indiferencia extendida. No puede haber justificaciones ni basta el silencio. El último ultraje a Alika sería pasar página y olvidar”, dijo Enrico Letta del Partido Demócrata.

Incluso líderes de ultra derecha, particularmente aquellos que tienen fama de ser críticos e insensibles con los temas migratorios, salieron a pedir justicia para Alika, quien era casado y padre de un hijo de ocho años.

Peeeeroooo, la triste realidad es que como las próximas elecciones están a la vuelta de la esquina —se celebrarán en septiembre— algunos periodistas italianos suponen que, muchos de los políticos que denunciaron este crimen —que ha generado un nuevo debate sobre el racismo que se vive en Italia—, lo hicieron con la doble intención de atender sus campañas políticas.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario