Global Italia | Europa | inundaciones

Lluvias torrenciales en Italia provocaron la muerte de 10 personas

Durante la madrugada de este viernes, cayó en Italia una lluvia torrencial que cobró la vida de 10 personas, e hirió gravemente a otros 50 individuos.

Paren la crisis climática, ¡nos queremos bajar!

Durante la madrugada del viernes pasado, cayó un aguacero en Italia que terminó sumergiendo al país en una tragedia. Y es que, nuevamente la humanidad volvió a ser testigo de lo extremista que puede llegar a manifestarse la crisis climática, pues justo cuando apeeeenas Europa iba de salida de uno de los veranos más calurosos que ha vivido durante la década, ahora resulta que en menos de tres horas la lluvia que arrasó en la región italiana fue equivalente al nivel de precipitaciones que las autoridades meteorológicas esperaban que cayera durante los próximos seis meses.

¿Qué pasó después?

Para el colmo de males, los chubascos provocaron inundaciones que afectaron principalmente el centro de Italia, específicamente las localidades Ostra, Trecastelli y Barbara, mismas que se encuentran dentro de la provincia costera de Ancona, a orillas del Adriático y capital de Las Marcas. Apenas y cesó la lluvia, los equipos de rescate italianos se abrieron paso entre el lodo y los árboles caídos en busca de sobrevivientes, y es que a pesar de que muchas personas se refugiaron en los techos de sus casas, o incluso hasta se tuvieron que trepar a árboles para escapar del agua, desafortunadamente, las autoridades reportaron que al menos 10 personas fallecieron y cuatro permanecen desaparecidas, entre ellas, un niño de entre seis y ocho años.

Por otro lado, los bomberos reportaron que cincuenta personas resultaron heridas, aunque ya se encuentran recibiendo atención médica en los hospitales de la región.

Los tomó por sorpresa

Algo interesante sobre este fenómeno que arrasó en la región napolitana es que tomó por sorpresa tanto a los meteorólogos como a las autoridades de Protección civil, quienes, como no esperaban lluvias de esta magnitud, no emitieron ningún tipo de alerta a la población y, como resultado, varias personas salieron a la calle sin percatarse que su vida corría peligro.

Un científico y meteorólogo del Consejo Nacional de Investigación llamado Giulio Betti, explicó que se trató de una tormenta estacionaria en forma de V, la cual se alimenta “en bucle de un flujo constante de aire frío y cuya intensidad e impactos resultan muy difíciles de predecir”. Más que sugerir políticas de prevención, Betti concluyó que es necesario que el gobierno adopte políticas de adaptación ante este tipo de situaciones, pues la crisis climática va pa’ largo y esto es solamente el comienzo.

Suscribite a newsletter

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre México y el mundo.

SUSCRÍBETE

Deja tu comentario